Enrique Osorio
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco.- Es cuestión de segundos: los ladrones interceptan la señal de la llave del vehículo, obtienen el código de apertura, lo arrancan y se lo llevan. El hackeo de autos o «car hacking» ha cobrado fuerza en Jalisco en los últimos años.
«En cuanto al hackeo de autos es un fenómeno que comenzamos a ver particularmente en algunos estados, si bien recuerdo comenzó de manera muy fuerte en el Estado de Jalisco», dijo Norma Alicia Rosas, directora general de la Agencia Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS).
El «car hacking» se trata de una modalidad de robo sin violencia de la cual la Secretaría de Seguridad había advertido desde hace un año.
Consiste en que los delincuentes clonan con dispositivos electrónicos las llaves de los vehículos para poder llevárselos.
Policías consultados sobre el tema estimaron que desde principios de 2021 hay un aumento de estos casos.
Las cifras de denuncias por vehículos robados marcan una tendencia a la baja en los robos con violencia, pero los robos sin violencia no ceden y han ganado terreno.
Durante 2020, en Jalisco se robaron 9 mil 956 vehículos, el 53 por ciento de ellos sin violencia; para 2021, de las 10 mil 148 unidades hurtadas, el 59.6 por ciento fue sin violencia. Y en los primeros nueve meses del 2022, sumaron 6 mil 928 hurtos denunciados, el 62.9 por ciento de ellos sin el uso de la fuerza.
«No hay forma todavía de prevenirlo», reconoció Rosas.
Para el especialista en ciberseguridad Ramón Becerra Reynoso, comentó que para frenar esta modalidad de robo de vehículos en Jalisco se requiere una ley que sancione específicamente el hackeo de autos.
«Si al robo con violencia no le están dando tanto seguimiento rápido como se requiere, menos el robo sin violencia.
«Creo que les hace falta tecnología (a las autoridades) y la policía cibernética actúa siempre que el Ministerio Público se lo pide. Ahora la pregunta es, ¿el Ministerio tendrá la capacidad de comprender cómo se está realizando este tipo de robos?», cuestionó el también ingeniero en computación.