Natalia Vitela
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-En la tercera ola de Covid-19, la ocupación hospitalaria de pacientes que requieren una cama con ventilador, es decir, cuidados críticos, creció 23 puntos porcentuales en tan sólo un mes.
Del 29 de junio al 29 de julio, la ocupación hospitalaria de camas con ventilador pasó de 15 por ciento a 38 por ciento.
La ocupación de camas generales también registró un incremento considerable al pasar de 18 por ciento a 44 por ciento, en el mismo lapso.
El País enfrenta un rebrote importante y no se ha alcanzado a vacunar a un número suficiente de personas para contenerlo, advirtió Gustavo Oláiz, coordinador del Centro de Investigación, Políticas y Salud de la UNAM.
Miguel Betancourt, ex presidente de la Sociedad Mexicana de Salud Pública, alertó que el País apenas está llegando al 20 por ciento de esquemas completos de vacunación contra Covid-19 y la ocupación hospitalaria está creciendo rápidamente, por lo que el escenario de atención oportuna, puede deteriorarse en las próximas semanas.
Los expertos coincidieron en la necesidad de aumentar el número de pruebas, realizar el aislamiento y seguimiento de casos y reforzar las medidas de prevención, más aún cuando la nueva metodología del semáforo ya no considera restricción de la movilidad y actividades.
Betancourt acotó que el semáforo sirve en la medida en que cada uno de los colores exprese claramente las actividades que se pueden o no realizar.
“Desafortunadamente esto no ha sido el caso”, lamentó.