Durante la Feria Nacional de San Marcos, las sanciones emitidas por la Dirección de Mercados, Áreas Comerciales y Estacionamientos a los comerciantes que se instalan sin permiso aumentaron en un 33%, según informó su titular, Israel Díaz García.
El funcionario explicó que durante la verbena se realiza una rigurosa aplicación de normativas, donde las infracciones más recurrentes son la falta de permisos correspondientes y el exceso de metraje en los puestos comerciales.
Señaló que suelen presentarse casos de discrepancia entre el producto autorizado y el que se vende, así como la ubicación no autorizada de los comercios. Para prevenirlo, precisó que durante el operativo de la Feria se desplegarán tres turnos de verificadores, con presencia constante en el perímetro ferial, garantizando la seguridad y el cumplimiento de las regulaciones.
Este despliegue no descuidará los 75 tianguis que operan en la capital, los nueve mercados municipales y otras festividades patronales. Díaz García explicó que las multas por incumplimiento varían desde una Unidad de Medida y Actualización (UMA) hasta 40 UMAs, lo que equivale a un promedio de 4,200 pesos, dependiendo de la gravedad de la infracción.
En cuanto a la aplicación de sanciones, detalló que se emite un apercibimiento inicial, seguido de un aseguramiento temporal del producto, y en caso de persistir la falta, se procede con la imposición de la multa correspondiente. El aumento en la cantidad de sanciones durante la temporada ferial se evidencia con un promedio de 20 casos diarios, en contraste con los 12 a 15 casos habituales durante el resto del año.
Con un total de 110 personas, incluyendo al director de Mercados, desplegadas en tres turnos, se garantizará una supervisión constante durante toda la jornada ferial, asegurando el cumplimiento de las normativas y la protección de los visitantes y comerciantes por igual.