Mariela Trinidad
Agencia Reforma

CIUDAD MADERO, Tamaulipas 21-Dic .- Los negocios de los vendedores de cohetes en el sur de Tamaulipas serán revisados con mayor frecuencia debido a la tragedia que ocurrió ayer en el mercado de San Pablito, en Tultepec, que ha dejado un saldo de 30 muertos.
Filiberto Grimaldo, propietario de un negocio, ubicado en Playa Miramar, descartó que la explosión afecte el abasto de la mercancía o que los precios aumenten.
Informó que personal de Protección Civil les notificó que las medidas de vigilancia serán más constantes y duras, situación con la que están de acuerdo.
«Nosotros ya tenemos nuestra mercancía, lo que ocurrió allá no afecta el surtido porque es algo que se adquirió desde antes», apuntó.
Playa Miramar es hasta el momento el único punto en la zona sur de Tamaulipas, donde está permitido vender cohetes, por lo que ya se instalaron 36 comerciantes con permiso de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y esperan que la cifra aumente a 43.
Entre las medidas que se exigen es que cada puesto cuente con extinguidor, tanques de arena, no estén bajo toldos, cuente con vitrinas y exista una distancia de 5 metros entre cada negocio, además de que hay una guardia permanente de Protección Civil.

¡Participa con tu opinión!