Adriana Ortega Ramírez, profesora investigadora en la Universidad Autónoma de Puebla, asegura que en el último año se ha registrado un repunte en la migración de personas hacia Estados Unidos; explica que la gente está tratando de irse antes de que Donald Trump asuma la Presidencia del país vecino.

Aunado a ello y antes de que existan mayores medidas de control migratorio, que de por sí ya existe, el precio del dólar ha sido otro de los factores para que nuestros paisanos y ciudadanos de otros países busquen probar suerte en la Unión Americana, subrayó la catedrática.

“Estados Unidos, a través de los años ha venido haciendo cada vez más restrictiva su frontera, pero la población mexicana tiene allá muchos vínculos sociales, es decir hermanos, esposos, parientes; entonces, la gente está tratando de colocarse antes de que Donald Trump asuma el papel de presidente de aquel país”, externo.

De acuerdo al Anuario de Migración y Remesas México 2016, México está entre los países con el mayor número de emigrantes, ocupando el segundo lugar a nivel mundial con 12.3 millones en 2015, superado únicamente por la India cuya cifra es de 15.6 millones. La migración mexicana se ha concentrado en Estados Unidos, sin embargo, recientemente han surgido cuestionamientos sobre la dinámica futura de este corredor migratorio, debido, en parte, a las políticas migratorias, a la estructura poblacional de nuestro país, así como a los mayores costos para internarse a la Unión Americana. Al mismo tiempo, se observa una diversificación en los lugares de destino; según datos de la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica de 2014, 4% de los migrantes mexicanos se ha dirigido a Canadá y España en años recientes. Si bien las características de los migrantes mexicanos en Estados Unidos se han modificado en términos demográficos y laborales en las últimas dos décadas, en 2014 alrededor de la mitad de la población de connacionales aún radicaba sin los documentos migratorios adecuados, factor que origina una situación de alta vulnerabilidad e inserción diferenciada en aquella nación.