Azucena Vásquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Durante julio, el costo financiero de la deuda del sector público, que incluye a Pemex, CFE y al Gobierno federal, sumó 67 mil 546 millones de pesos, 41.1 por ciento más que en el mismo mes de 2021.
De acuerdo con el Informe Mensual de Finanzas Públicas de la Secretaría de Hacienda, este aumento es el más elevado para un mismo mes desde 2015, cuando tuvo un alza anual de 76.3 por ciento.
El avance en julio dio como resultado que en el acumulado de los primeros siete meses del año, este costo -que se compone de los intereses, comisiones y gastos de la deuda pública- ascendiera a 454 mil 802 millones de pesos, 6.3 por ciento anual más.
No obstante, se ubicó por debajo de lo programado en 12 mil 325.4 millones de pesos, como resultado de la estrategia de refinanciamiento de pasivos, según detalló la dependencia federal.
Al interior, de enero a julio, el mayor incremento lo reporta la parte que corresponde al Gobierno federal, pues este avanzó 17 por ciento impulsado por la estrategia de saneamiento financiero, mientras que el costo de los Organismos y empresas, que incluye a Pemex y CFE, mostró una reducción de 20.9 por ciento.
En su informe, Hacienda también informó que en julio los ingresos tributarios del sector público registraron una caída de 9.4 por ciento, en gran medida, por la pérdida registrada en el IEPS a gasolinas y diesel.
Aunque los ingresos en ese mes sumaron 291 mil 750 millones de pesos, el Gobierno federal dejó de recaudar 34 mil 756 millones.
Los ingresos del sector público de enero a julio sumaron 3 billones 862 mil 53 millones de pesos, 5.3 por ciento anual más.