La Alianza de Transportistas Urbanos y Suburbanos de Aguascalientes no tiene llenadera, y ahora buscará un nuevo incremento tarifario que oscilará entre los nueve y los once pesos, so pretexto de los incrementos al diesel y la recurrente incapacidad económica de este gremio.

Alejandro Arriaga Ramírez, dirigente de la ATUSA, aseveró que el transporte público urbano se encuentra otra vez en debacle económica y si ocurre un nuevo gasolinazo al diesel en febrero próximo, se procederá a solicitar un aumento tarifario a las autoridades competentes, a fin de dar capacidad financiera a este sector urgido de modernización y por ofrecer un mejor servicio al público usuario.

Mencionó que si el gobierno y la sociedad exige a ATUSA un transporte de primer mundo, con modernidad, con unidades nuevas, con servicio inalámbrico de internet, información digital en las unidades y diversa infraestructura, se tendría que cobrar una tarifa de once pesos por pasajero.

Pero si todos los actores involucrados se conforman con un transporte regular, sin tantos servicios adicionales, los transportistas urbanos podrían aceptar un aumento entre los ocho y nueve pesos con cincuenta centavos.

En entrevista con El Heraldo, el presidente de este gremio señaló que el reto es lograr que en el futuro los ciudadanos que utilizan tradicionalmente sus vehículos opten por utilizar el transporte público urbano, con unidades dignas, con aire acondicionado, suspensiones bajas, que no vayan a tope y bien conducidas. De este modo dejarían de pagar gasolina y aceptarían pagar una tarifa mayor a la vigente.

Aseveró que ATUSA puede prestar un servicio público urbano mejor al que se ofrece en los países europeos, pero eso cuesta, por lo que no valen las comparaciones con respecto a Aguascalientes, pues allá vale hasta 1.5 dólares por pasaje de transporte.

Hay algunas ciudades en México que ya cobran hasta 12 pesos y no ofrecen un transporte de primer mundo que sí está considerando ATUSA, aseguró.

Alejandro Arriaga Ramírez precisó que esta alianza presentará en su momento al gobierno del estado su proyecto respecto al origen y destino del usuario. Explicó que una persona sale de su casa y puede tomar el primer camión, independientemente que no sea su ruta de destino, pero esa unidad lo lleva a una esquina que cruza la unidad que sí lo lleva a su destino.

Para ello se necesitan instrumentar tarjetas inteligentes o monederos para hacer los transbordos, es decir cada esquina de la ciudad serían puntos de transferencia y permitiría que la población usuaria se movilice más fácilmente, donde el gobierno no tendría que construir estaciones de transferencia, pues con la tarjeta de transbordo se sube en un punto y se baja en otro.

El dirigente de la Alianza de Transportistas Urbanos y Suburbanos de Aguascalientes comentó que los transbordos podrían cobrarse más baratos respecto a la actual tarifa de 7.50 pesos, es decir podría haber un diferencial entre dos o tres pesos, lo que daría seguridad a las personas en su desplazamiento por la ciudad y quedar muy cerca de su domicilio particular.

Por último, mencionó que este esquema quiere empatarlo con el proyecto de movilidad que trabaja actualmente el Gobierno del Estado, pero aún no ha ocurrido la posibilidad de sentarse a la mesa para proponerlo y dialogarlo.

¡Participa con tu opinión!