Imprudente conductor de un vehículo estuvo a punto de provocar una tragedia, ya que por circular a velocidad inmoderada y sin precaución, perdió el control del volante y tras salirse del camino arrolló a varias personas que estaban en un puesto de comida y terminó chocando de frente contra un vehículo Volkswagen estacionado.
El saldo de este accidente fue de diez personas lesionadas, así como cuantiosos daños materiales. El presunto responsable resultó ileso y fue detenido por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, quienes lo pusieron a disposición del agente del Ministerio Público.
A pesar de lo fuerte del percance, milagrosamente las lesiones que sufrieron todas las personas no son de las que ponen en riesgo la vida.
Fue a las 19:00 horas de ayer cuando se reportó que en la carretera que conduce a la comunidad de San Nicolás de Arriba, municipio de Aguascalientes, un vehículo sedán había atropellado a varias personas y después se había estrellado contra otra unidad de motor estacionada.
Al lugar de los hechos arribaron elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, del H. Cuerpo de Bomberos Municipales y de la Coordinación Municipal de Protección Civil, quienes encontraron tiradas a varias personas que habían sido arrolladas por un vehículo Nissan, en color rojo, mismo que era conducido por el presunto responsable de nombre Abel, de 31 años de edad.

LOS LESIONADOS. Las personas lesionadas fueron Blanca, de 36 años de edad; Israel, de 42 años de edad; Fidel, de 40 años de edad; Refugio y una menor de 9 años de edad, quienes requirieron ser trasladados a recibir atención médica a un nosocomio.
De igual forma, resultaron con lesiones la esposa del presunto responsable, de nombre Emilia, de 27 años de edad y el hijo de ambos, un menor de dos años de edad, quienes afortunadamente no requirieron traslado.
A bordo de la unidad que estaba estacionada se encontraba el conductor de nombre Bernardo, de 38 años de edad; así como dos menores del sexo femenino de 8 años de edad, quienes resultaron con lesiones en diferentes partes del cuerpo y también requirieron ser trasladadas a un nosocomio.