Yanireth Israde Gonzalez
Agencia Reforma

Cd. de México, México.-La directora del Conacyt, María Elena Álvarez-Buylla, atribuyó el retraso en el desarrollo de una vacuna nacional contra la Covid-19 al desmantelamiento del sistema científico provocado por el neoliberalismo.

«Dado el desmantelamiento que había en el sistema tecno-científico en nuestro País, sobre todo estatal, esto no ha sido posible tenerlo a tiempo para la primera temporada», afirmó al presentar el Informe General del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología 2020, en una transmisión virtual.

Aunque ya se tiene acceso a las vacunas más eficaces desarrolladas hasta ahora, la producción de una mexicana es un mandato presidencial, aseguró.

Álvarez-Buylla explicó que se desarrolla un plan estratégico para recuperar, en colaboración con Birmex, la autosuficiencia en la producción de vacunas.

«Un aspecto fundamental para la seguridad nacional que teníamos a finales años 90 y se perdió en el período neoliberal que nos antecedió», dijo.

La funcionaria aseguró que la vacuna estará lista para el segundo periodo de vacunación.

«No hay razón para que no tengamos en México, para el segundo periodo de vacunación, una vacuna nacional y esto va a implicar grandes ahorros, independencia y estamos empeñados en eso», puntualizó.

La titular del Conacyt reveló también que se trabaja en una propuesta nacional para la cadena de frío requerida para las vacunas.

«Estamos indagando desarrollos propios para el tema de ultra congelación, y estamos con una pre-propuesta que hemos presentado al Secretario y al Subsecretario de Salud para ver si podemos tener una capacidad técnica propia nacional para la cadena de frío».

Álvarez-Buylla informó que 567 ventiladores modelo Ehécatl 4T y Gätsi, diseñados en México, se han instalado en tres estados y 49 hospitales.

La funcionaria aseveró en su informe que el anteproyecto de iniciativa de Ley General de Humanidades, Ciencias y Tecnologías e Innovación fue aprobado en lo general el lunes por el Consejo General de Investigación Científica, Desarrollo Tecnológico e Innovación.

Éste, dijo, fue consensuado entre la comunidad científica.

Respecto a miembros de la comunidad científica que señalan no haber sido consultados, respondió que están identificados los colegas que participaron.

«¿A qué nos referimos con comunidad científica? ¿Quiénes se erigen como representantes de esta comunidad? Hemos mostrados los datos, mediante diferentes mecanismos se ha puesto a disposición de toda la comunidad científica, no de ningún ente abstracto que se erige como representante de la misma, sino de las y los colegas con nombres y apellidos».

Estuvo al alcance, añadió, de 35 mil miembros de la comunidad y se convocaron 287 foros de análisis y se recibieron, vía plataforma, 224 propuestas que se integraron al anteproyecto.

La directora del Conacyt también consideró un logro la extinción de 91 fideicomisos, y aseguró que ningún proyecto que tenga solvencia tecnológica y administrativa se verá afectado por la desaparición de éstos.

Sobre las becas a la comunidad científica mencionó que se otorgaron 9 mil 863.5 millones de pesos para 85 mil 515 becas.

Se proporcionaron apoyos a 123 mil 655 estudiantes, contra 116 mil 453 en 2018.

¡Participa con tu opinión!