Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La alta mortalidad por Covid-19 en México se debe a la falta de camas en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), determinó un estudio realizado por un grupo de investigadores en un centro de atención terciaria en la Ciudad de México.

El estudio se llevó a cabo del 26 de febrero al 5 de junio del año pasado y se evaluó a un total de 800 pacientes que fueron admitidos al hospital con un diagnóstico confirmado de nuevo coronavirus.

De la muestra, 559 personas (69.9 por ciento) sobrevivieron y 241 (30.1 por ciento) fallecieron.

De los que no lograron vencer la enfermedad, refiere el estudio publicado en el sitio Plos One, 45.6 por ciento, es decir 110 personas, no recibió apoyo completo debido a la falta de camas en la UCI.

La principal causa de muerte en este subgrupo fue el síndrome de dificultad respiratoria aguda, la cual se reportó en 95 por ciento de ellos.

“Encontramos una mortalidad hospitalaria y en UCI, así como factores de riesgo de mortalidad, similares a la de reportes previos”, señalan las conclusiones de la investigación.

“No obstante, 45 por ciento de los pacientes que no sobrevivieron requerían ser admitidos en UCI pero no recibieron atención IMV (ventilación mecánica invasiva)/UCI debido a la falta de camas en la UCI”.

Los autores del estudio subrayan que la tasa de mortalidad a lo largo del tiempo se debió principalmente a la disponibilidad de camas en las UCI, lo que indirectamente sugiere que la saturación fue uno de los principales factores que contribuyeron a la mortalidad hospitalaria.

La investigación fue publicada el 3 de febrero y sus autores principales son: Antonio Olivas-Martínez, José Luis Cárdenas-Fragoso y José Víctor Jiménez, quienes trabajan en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, y en el Departamento de Bioestadística de la Universidad de Washington, Seattle.

Con 161 mil 240 muertes acumuladas, México es el tercer País con mayor número de fallecimientos por Covid-19 en el mundo, después de Estados Unidos (455 mil 555) y Brasil (228 mil 795).