Complicada situación viven las personas ciegas y débiles visuales a consecuencia de la pandemia y el actual confinamiento, lo que les ha afectado económicamente, señaló la presidenta de la Asociación de Ciegos Progresistas de Aguascalientes, Genoveva Herrera Hernández.

La activista social estableció que ha sido difícil este encierro en el que viven, toda vez que muchos de los compañeros se dedican a andar en los camiones urbanos o bien cantan en la explanada de la Plaza Patria para ganar algún dinero, pero por la pandemia no han podido salir y están batallando mucho. “Económicamente estamos muy mermados, nos faltan tantas cosas, el dinero para obtener lo que se necesita, sí se batalla. A veces hay para mal comer y otras veces ni eso”.

Reconoció que dicha asociación recibe el apoyo de despensas por parte de Gobierno del Estado y de la Fundación Simi, las cuales son repartidas entre los asociados, sin embargo, les hacen falta muchas y están batallando. “En la Asociación tenemos unos compañeros que tienen un grupo norteño, tocan en eventos, quince años, bodas o fiestas de cumpleaños y tampoco hay trabajo para ellos”.

Adicionalmente, Herrera Hernández informó que a la fecha dos compañeros de la asociación han fallecido de COVID, así como uno de los taxistas que les ayudaban en la entrega de las despensas entre los compañeros. Asimismo, destacó que la actividad del CIPRAC se ha visto detenida, por lo que no han estado acudiendo a realizar sus reuniones debido a que todos sus integrantes son personas adultas y con diferentes enfermedades crónico-degenerativas. “Por eso mismo nos da miedo, otros compañeros se han enfermado, pero sólo es gripa, por lo que ahorita que estamos con la pandemia tenemos miedo de contagiarnos”.