Un joven que se encontraba bajo una fuerte crisis depresiva, intentó lanzarse desde lo alto desde el puente peatonal que se ubica en la avenida Aguascalientes Oriente, a la altura del fraccionamiento Pozo Bravo, con la intención de suicidarse.
La oportuna intervención por parte de policías preventivos del Destacamento “Terán Norte”, evitaron que ocurriera una tragedia.
Fueron unos automovilistas que se desplazaban por la avenida Aguascalientes Oriente, quienes al llegar al cruce con la avenida Alcaldes, interceptaron una patrulla de la SSPM y le informaron a los policías preventivos que en el puente peatonal que se ubica a la altura del fraccionamiento Pozo Bravo, se encontraba un joven que amenazaba con lanzarse al vacío, aparentemente con la intención de quitarse la vida.
De inmediato los oficiales se trasladaron al sitio señalado, donde localizaron a un adolescente de 16 años que estaba atravesando por una fuerte crisis emocional, quien se encontraba a la orilla del puente y con riesgo de caer de una considerable altura.
Los policías preventivos comenzaron a dialogar con la víctima, hasta que finalmente lo convencieron de que se alejara del lugar donde se encontraba y procedieron a ponerlo fuera de peligro.
Cabe destacar que el adolescente presentaba heridas cortantes en las muñecas de ambos brazos que se provocó con una navaja.
Al lugar acudió la ambulancia ECO-431 del ISSEA y los paramédicos le proporcionaron los primeros auxilios, detectando que el adolescente presentaba un cuadro de depresión y ansiedad.
Los oficiales se contactaron con la mamá del joven, a quien se le informó de lo ocurrido, por lo que se le recomendó que lo canalizara a un centro de salud especializado para recibir la atención psicológica necesaria y evitar que intente otra vez suicidarse.