José de Jesús López de Lara

Al borde de la muerte se encuentran dos hermanas que sufrieron graves quemaduras, tras registrarse un incendio en su domicilio ubicado en el fraccionamiento Casa Blanca y el cual fue provocado por una veladora prendida que pusieron en un altar de muertos.
Los trágicos hechos se registraron el martes a las 03:00 de la madrugada, en un domicilio ubicado en la calle Tenochtitlán, en el fraccionamiento Casa Blanca.
Hasta ese lugar acudieron Bomberos Municipales de Aguascalientes en las unidades UE-15 al mando del capitán Gerardo Medina y la UE-28 al mando del comandante Miguel Murillo de la Rosa, así como la unidad UE-59 de la Coordinación Municipal de Protección Civil, a cargo de Luis Dávila.
De igual forma, arribaron policías preventivos del Destacamento “Morelos” y las ambulancias UE-12 y UE-52 de la Coordinación Municipal de Protección Civil, a bordo de la cual las dos mujeres lesionadas fueron trasladadas al HGZ No. 2 del IMSS a recibir atención médica, donde se reportó su estado de salud como crítico.
Las dos víctimas de este incendio fueron identificadas como Andrea Michelle, de 20 años y Pamela, de 18 años, quienes presentaban quemaduras de primero y segundo grado en diferentes partes del cuerpo, principalmente en las vías respiratorias.
Cabe destacar que cuando llegaron los Bomberos Municipales de Aguascalientes, se percataron que la casa-habitación se encontraba envuelta en llamas y algunos vecinos trataban de apagar el fuego con cubetas y botes con agua.
En ese momento, fueron alertados que en el interior de la vivienda se encontraban dos hermanas atrapadas entre las llamas, por lo que sin pérdida de tiempo y arriesgando su vida, ingresaron los bomberos y policías preventivos, quienes encontraron a las jóvenes Andrea Michelle y Pamela inconscientes debajo de una cama, a donde se metieron aparentemente con la intención de protegerse.
Una vez que lograron rescatarlas y ponerlas a salvo, las dos jovencitas fueron atendidas por los paramédicos, quienes determinaron que requerían urgentemente ser trasladadas a un hospital.
Luego de varios minutos de intensos trabajos, los Bomberos Municipales lograron controlar y sofocar el fuego, aunque no se pudo evitar que la vivienda quedara sumamente dañada.
Cabe destacar que el propietario de la vivienda, el señor Alejandro, de 55 años, así como su esposa Lizbeth, de 43 años y un hijo de ambos, de 8 años, lograron ponerse a salvo del siniestro y resultaron ilesos.
Señalaron que la posible causa del incendio, fue una veladora que dejaron prendida en un altar de muertos que habían instalado en la sala.
El señor Alejandro comentó que al estar dormido en una habitación de la planta alta, en determinado momento comenzó a sentir mucho calor y se despertó. Al tratar de bajar a la cocina, no pudo hacerlo, ya que la escalera estaba bloqueada por el fuego.
Debido a ello, rápidamente despertó a su esposa y a su hijo y lograron escapar a través de una ventana y con la ayuda de unos vecinos. En ese momento, se dio cuenta que sus otras dos hijas aún se encontraban en el interior del domicilio, por lo que en cuanto llegaron los policías preventivos y bomberos municipales decidió alertarlos para que las rescataran.

¡Participa con tu opinión!