Frida Andrade
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-México es la puerta de entrada a Norteamérica para las empresas de Reino Unido, afirmó Jonathan Knott, enviado de Comercio por su Majestad la Reina Isabel II para Latinoamérica y el Caribe.
“Su ubicación estratégica y la reciente negociación del T-MEC lo convierten en una puerta de entrada entre América del Norte y América Latina”, aseguró Knott en entrevista.
El País es un socio importante para Reino Unido, añadió, por ser una de las economías más abiertas de América Latina y un tenaz promotor del libre comercio y del sistema internacional basado en reglas.
Pese a la salida de Reino Unido de la Unión Europea, dijo, el Acuerdo de Continuidad Comercial bilateral dará certeza a la relación económica con México.
“El Acuerdo… junto con el tratado bilateral de inversión del Reino Unido y México brindan certeza a las empresas que comercializan bienes y servicios que componen nuestra relación de comercio e inversión”, explicó.
Actualmente, añadió, el volumen de Inversión Extranjera Directa del Reino Unido en México es superior a 42 mil millones de dólares.
La inversión del Reino Unido en México en los últimos 20 años se ha concentrado en servicios financieros, con 44 por ciento de participación, y manufactura, con 28 por ciento.
Sin embargo, también hay presencia en otros sectores, como energía, industrias creativas, alimentos y bebidas, entre otras, puntualizó.
Entre los desafíos para las empresas británicas que operan o piensan invertir en México están los problemas de confianza, añadió.
“Sabemos que los problemas de percepción y la confianza siguen siendo obstáculos por superar”, afirmó.
También pueden influir cuestiones como barreras técnicas al comercio, en particular requisitos para registrar productos sanitarios y propiedad intelectual.

ASÍ LO DIJO
“Sabemos que los problemas de percepción y la confianza siguen siendo obstáculos por superar”.
Jonathan Knott, enviado de Comercio por su Majestad la Reina Isabel II para Latinoamérica y el Caribe.