Benito Jiménez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La burocracia también pega a la seguridad aérea. Los pilotos no pueden renovar sus licencias para volar ni tienen supervisiones médicas desde hace más de un año. El argumento: la pandemia. La realidad: las limitaciones impuestas por la administración federal.

“Es increíble lo que esta pasando….muchos de nosotros los pilotos tenemos nuestro examen médico y licencia vencidos; no dan citas para los exámenes argumentando que por Covid sólo pueden ver a cinco personas por día, esto sucede desde abril del 2020. Existe una prórroga que salió en el Diario Oficial donde extienden el permiso hasta el 30 de Junio del 2021, pero estamos volando sin que un médico te revise, esto es absurdo”, dijo un piloto comercial a REFORMA.

Apenas el pasado martes, la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) rebajó la calificación de México a la Categoría 2 desde la Categoría 1 por no cumplir con los estándares de seguridad de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI).

La degradación aérea ocurrió tras una auditoría que realizó a la Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC), la autoridad aeronáutica del País, en la que se realizaron 28 observaciones y se habría detectado, entre otras cosas, falta de inspectores calificados para supervisiones.

Pilotos y funcionarios del AICM afirmaron que con la 4T fueron cerradas oficinas argumentando “austeridad” y además centralizaron nuevamente los trámites en la Ciudad de México.

Un funcionario de la Dirección de Operaciones del AICM recordó que hace una década la validación de licencias y los exámenes sólo se podían realizar en Medicina de Aviación, ubicado entre la terminal T1 y T2.

Pero después desde el 2011 se abrieron 25 centros concesionados en el todo el país para facilitar los trámites, pero en el actual gobierno las concesiones se suspendieron en agosto del 2019.

“Esta burocracia se regresó 30 años atrás, y si a esto le sumamos la pandemia, hay ahora un embudo tremendo”, cuestionó el funcionario.

Desde el 20 de marzo 2020, la SCT publicó el primer acuerdo para suspender los exámenes de medicina preventiva del transporte, que incluye a todos los sectores.

Originalmente fue por un plazo de 3 meses y después se prorrogó dos veces más. La última fue el 17 de diciembre y vence el próximo 30 de junio.

“Así que las licencias están vigentes, aunque estén vencida la vigencia de los exámenes médicos”, dijo.

El funcionario admitió que como autoridad del AICM y la propia OACI reciben las licencias vencidas de los pilotos para que sean autorizados a volar.

“Y pueden tener algún problema de visión, un dolor de cabeza que puede ser simple, pero en realidad puede ser algo grave, y nadie lo sabe, y el piloto vuela”, alertó el funcionario federal.