Atletas locales resentirían de diferente manera una posible cancelación

En la vida de un deportista se pueden vivir dependiendo la suerte, la preparación y el talento de dos a tres ciclos olímpicos en promedio. Es decir, se tienen pocas oportunidades de asistir a la máxima competencia del deporte que es a lo máximo que aspira cada deportista sin importar la disciplina o el país. La posible cancelación definitiva de los Olímpicos de Tokio sería un golpe demasiado duro para muchos deportistas que por la edad podrían despedirse de su oportunidad más grande de sumar una presea o al menos competir en esta competencia. Los atletas de Aguascalientes que tienen chances de asistir a Tokio tienen panoramas muy diferentes considerando su edad y su disciplina por lo que tendrían diferentes maneras de sobreponerse a una posible cancelación.

Con poco margen
Con 30 años tanto Jesús Antonio, como José Juan Esparza los gemelos corredores están en uno de los momentos más altos de su carrera deportiva. Ambos con una madurez importante, pero con una preparación y experiencia que les permite soñar ya con estar en la justa veraniega. Jesús ya tiene la marca y solo esperará a que la federación lo oficialice para Tokio mientras que José estará peleando en estos últimos meses para colarse a la competencia. Ambos llegarían de 33 años casi 34 a París 2024 que es la siguiente justa olímpica algo que se ve complicado por la exigencia que tiene su deporte, si bien no es imposible, Tokio parece ser su oportunidad más importante de participar y sobresalir en unos Juegos Olímpicos. Así mismo, el tritón Horus Briseño con ya 27 años podría llegar de 31 o 32 años a París y aunque no es una edad para nada avanzada la exigencia que requiere la alberca podría disminuirle velocidad, este año parece ser el indicado de aprovechar al máximo sus capacidades y meterse a competir ante los mejores del mundo. Por último, con 28 años Marcela Prieto también podría estar viviendo una de sus últimas chances de participar en esta justa, aunque el ciclismo también podría darle un poco más de tiempo alcanzando sin tantos problemas la cita en París. Estos cuatro deportistas si bien con preparación, disciplina y constancia pueden llegar a otro ciclo olímpico, tienen menos margen de maniobra que los otros que conforman la lista.

Con más tiempo
En tanto, hay tres deportistas que tienen un poco más de calma pensando en una posible cancelación de Tokio. Primero están Brenda Santoyo en ciclismo y Ayumi Macías en natación, ambas con 24 años pueden llegar sin problemas con 27 o 28 a París, edad que según muchos especialistas es en donde el deportista encuentra su punto más alto de rendimiento. Sin embargo, las dos se encuentran en un gran nivel actualmente los que las llevaría a poder soñar con pelear grandes cosas o tener una buena presentación en los olímpicos de este año sin contar todo el esfuerzo que han hecho en los últimos 4 años para poder participar en la justa olímpica de este ciclo. Por su parte, con 25 años Jonathan Muñoz también tiene el tiempo de su lado con todavía mucho camino por recorrer en la halterofilia. Jona viene de el oro en los Panamericanos, mérito que lo podría catapultar a pelear por medalla en Tokio, sin embargo, no sería ésta su única chance de hacerlo ya que tiene la edad suficiente para llegar a otra cita de este tiempo.

La chiquita del grupo
Para cerrar con el grupo que podría llegar a Tokio se encuentra la gimnasta Sara Ruiz Velasco que con tan solo 18 años tiene todavía una carrera larga por delante con incluso dos ciclos olímpicos más pensando en llegar a Los Ángeles 2028. Aunque la gimnasia es una disciplina exigente en donde suelen competir jóvenes de menos de 18 años, Velasco es una de las más talentosas de México y si mantiene ese nivel podría ser de las que más chances tengan de vivir la experiencia de unos Olímpicos si Tokio llegará a cancelarse.