Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Con Andrés Manuel López Obrador, México avanza hacia el régimen de un solo hombre y usa el terror para doblegar a empresas y oponentes, siendo la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), una pieza clave en esa estrategia, advirtieron ayer en The Wall Street Journal (WSJ).
Mary Anastasia O’Grady, titular de la columna The Americas, que da una visión de América Latina en el influyente periódico neoyorquino, aludió la cena en la que López Obrador comprometió a empresarios a comprar millones de boletos para la rifa derivada del fracaso de vender el avión presidencial.
La editorialista señaló que el hecho “tiene el tufo de ilegalidad”, “huele mal” y hasta fue visto como un “acto descarado de extorsión” contra los empresarios porque el Gobierno reparte concesiones y condona impuestos.
“Tras bambalinas”, señaló O’Grady, “las cosas son aún peores, a medida que ‘la ley’ es usada para propagar terror entre oponentes. Una herramienta clave es la UIF”.
Añadió que la Unidad ha presionado a comisionados de órganos autónomos y ministros de la Corte para que renuncien y poder colocar personas cercanas al Presidente.