La Secretaría de Seguridad Pública ha implementado un nuevo servicio de atención para víctimas de delitos cibernéticos, tales como extorsiones telefónicas, usurpación de identidad en redes sociales, uso indebido de fotografías personales y robo de información confidencial.
Para acceder a este apoyo, las personas afectadas pueden comunicarse directamente con la Policía Cibernética a través del número de emergencia 911, el teléfono 449-910-2055 en las extensiones 6605, 1710 y 1711, o bien, mediante WhatsApp al 449-346-2341. Se les solicitará describir detalladamente el incidente, incluyendo datos como la fecha y hora específicas del suceso.
Es vital que las víctimas reúnan evidencia como capturas de pantalla, correos electrónicos, nombres de usuarios y perfiles en redes sociales, mensajes de texto o WhatsApp, recibos de pagos o transferencias, direcciones IP, entre otros elementos que puedan ser de utilidad para la investigación.
Durante el reporte, se requerirá que las víctimas proporcionen información personal, como nombre, dirección, número telefónico y correo electrónico. Esta información permitirá a la Policía Cibernética mantener una comunicación constante con las víctimas para avanzar en las investigaciones.
Una vez realizado el reporte, se insta a las víctimas a seguir las indicaciones y recomendaciones de los operadores de la Policía Cibernética. El siguiente paso es acudir a la Fiscalía General del Estado para formalizar la denuncia y abrir una carpeta de investigación, lo cual es crucial para que los responsables enfrenten las consecuencias legales de sus actos.