La violencia familiar y con ella los feminicidios, son delitos que se han incrementado no sólo a causa de la pandemia y del confinamiento obligatorio, sino también ante el aumento de la drogadicción, para lo cual, no existen políticas públicas suficientes o viables para prevenir esos fenómenos que están afectando a familias completas y han llevado a la muerte, en este año, a 6 mujeres.
Así lo manifestó la diputada Érica Palomino Bernal, quien refirió que de los casos que se han registrado este año en Aguascalientes, algunas mujeres han perdido la vida a manos de sus parejas. La diputada señaló que la violencia familiar tiene en muchos casos relación con el consumo de drogas y situaciones de pareja que pudieran ser remediables, pero que al no haber políticas públicas que den atención a las familias y en específico a las mujeres, hay casos que tienen desenlaces fatales.

LO QUE SE REQUIERE:
· Programas de apoyo y gestión inmediata.
· Ampliar y agilizar órdenes de restricción en contra de los que ejercen la violencia.
· Dar seguimiento a los casos en los que se da el perdón.
· Recursos para albergues para mujeres maltratadas

Palomino comentó que las mujeres que han sido violentadas no se atreven a denunciar, porque el sujeto no será detenido por más de 48 horas y en caso de haber juicio, éste sigue en libertad, quedando ellas a merced de su verdugo.