Tanto ha estirado Markito Cortés la liga que está a punto de reventarse, lo que de ocurrir podría tener consecuencias que mucho van a lamentar en el Partido Acción Nacional. La creciente disputa que tiene lugar es oro molido para los demás partidos, que llegado el momento le recordarán a los ciudadanos cómo fue que se eligió al candidato azul a la gubernatura.

En este caso los errores y desatinos, combinados con los mutabilidades de opinión, es el coctel que los panistas ofrecen a la oposición, que de su parte se encarga de echarle más leña al fuego, por lo que nadie debe mostrarse sorprendido si la noche del primer domingo de junio hay un cambio de colores en palacio mayor.

El problema de fondo es que en el PAN actúan como si fuera la última bebida en el desierto, llegando a suponer que no importa quien sea el abanderado porque tienen el triunfo asegurado. Nada más falso, puesto que en el camino han sembrando entre sus misma gente irritaciones, resentimientos, enconos y arrebatos que se reflejarán en las urnas. El grupo que pierda la nominación podrá aparentar que le dio vuelta a la página, pero a la hora de cruzar la boleta se la cobrará como un acto reflejo.

Tan simple que habría sido convocar a los interesados en participar y fijar las reglas a que se someterían para la interna, pero lejos de eso hay una manipulación que raya en el insulto a la inteligencia, lo que ha motivado la aparición de encuestas que -afirman Juan Antonio Martín del Campo y Teresa Jiménez- les son favorables, cuestión que lógicamente alguno no dice la verdad. El miércoles pasado ambos se declararon vencedores del sondeo y lo hicieron en su respectiva cuenta cibernética, lo que de hecho se convirtió en una guerra declarada.

Un día antes el titular del Poder Ejecutivo del Estado, Martín Orozco, calificó de “rajón” a Marko Cortés, palabra que para algunos estuvo “fuerte”, sin embargo la utilizó para definirlo como una persona fanfarrona, que incumple los acuerdos y se acobarda antes de hacer algo, tan es así que cuando aún no comienza la contienda en los seis estados en que habrá elección de gobernador, el dirigente da por perdido cinco de ellos y sólo considera el triunfo en Aguascalientes, lo que al paso que va también podría quedar fuera de la órbita blanquiazul.

Respecto a las diferencias que hay entre ambos personajes, Cortés sería el obligado a buscar la reconciliación puesto que para eso es el cabecilla partidista. Puede ser que en su fuero interno suponga que tiene la razón, pero sus puntos de vista pasan a segundo plano cuando está de por medio algo de tanta trascendencia. En lugar de actuar con el mayor criterio posible lo hace como un niño berrinchudo, que exige a los demás hagan lo que él demanda y si no lo consigue arremete en contra del supuesto adversario.

Ante el cariz que toma este asunto, el senador Damián Zepeda urgió corregir el rumbo y reconocer que la dirigencia vive una crisis. Recordó que desde 2018 se han perdido las gubernaturas de Puebla, Baja California Sur y Nayarit, en tanto en junio del presente año sólo se ganaron dos estados y eso en alianza, asimismo el pasado 5 de diciembre el PAN fue “barrido” en la elección de una senaduría, ocupando el quinto lugar de las preferencias ciudadanas, por debajo de todos los demás partidos.

Por su parte, el chicahual falsati, en su calidad de presidente del comité estatal, pidió poner un alto a la confrontación entre los dos aspirantes, sin embargo ¿con que calidad moral puede hacerlo si él mismo encarna la mentira y la trampa?, al menos así se lo hizo saber el tribunal electoral federal al negarle el registro a la reelección a diputado que pretendía. En este sentido, cómo creerle que la encuesta que presentó tiene datos reales y no a favor de quien patrocinó el lugar que ocupa.

En tanto, la secretaria general del CEN, Cecilia Patrón, dio a conocer a través de un video que Teresa Jiménez aventaja a Juan Antonio Martín del Campo en dos de tres encuestas, con lo que se acomoda todo para que la propensión de Marko Cortés se cumpla.

Ante el sesgo que ha tomado el nombramiento, el senador Martín del Campo dijo que hay “trampa”, en virtud que el encargado del tercer sondeo fue el presidente del CDE y de última hora cambió de casa encuestadora. Subrayó que “hubo un acuerdo entre la diputada y un servidor para que hubiera tres casas encuestadoras. El Comité Ejecutivo sirvió de testigo. Se realizaron dos encuestas por parte del Consejo Coordinador Empresarial y una más por parte del comité estatal. De repente llegó el presidente estatal con otra casa encuestadora. Esto no se vale”.

Para finalizar, Martín del Campo fue muy claro: “Si quieren imponerla, ya hablaremos de otro escenario”, lo que podría significar que rompa lanzas con Acción Nacional y bueno, no tendría otra opción, porque sabe que es su momento, es ahora o nunca.

SEMANA CRUCIAL

Si es verdad lo que afirmó el secretario general del comité estatal morenista, David Alejandro de la Cruz, de que el día 20 de este mes se conocerá el nombre de la candidata o el candidato a la gubernatura, se tendrá una semana agitada ya que son varios los que creen escuchar el llamado y sólo una será la persona escogida.

Aunque han tenido algunos “jaloneos”, no se espera que lleguen al rompimiento y menos ahora que la gubernatura está a tiro de piedra, por lo que quien quede sabrá abrir espacios para los demás, con lo que llegado el día todos tendrán su propia parcela de poder.

Entre los que se mencionan está Nora Ruvalcaba Gámez, el senador Daniel Gutiérrez, Aldo Ruiz y el eterno aspirante a todo lo que se mueva Arturo Ávila, además de los que a última hora levanten la mano en espera de que se les haga la “chica”.

Como se estila después de un baño de pureza, el dirigente afirmó que en el partido “no hay ningún aspirante que pudiera decir que López Obrador lo sigue o le mandó una encomienda, estamos en contra de ese tipo de ataques y que se han dado hace dos o tres días contra un personaje que dice que va arriba de las encuestas. Todos tienen que esperar porque no hay nada definido para nadie”.

De la Cruz aseguró que se hacen estudios de los perfiles y de ellos surgirán quienes sean registrados para que participen en las encuestas “evitando la imposición de candidatos”, por lo que pidió que respeten los tiempos y los procedimientos.

Pese a que “nada está definido”, lo cierto es que desde Palacio Nacional se hará el “palomeo” y quien va en yegua de hacienda está dedicada a la labor que se le encargó, por consiguiente todo es cuestión de esperar a que se haga oficial la decisión.

Contrario a lo que hacen los panistas, los morenistas han sido cautos en sus movimientos, dedicándose a observar cómo los adversarios se despedazan, lo que a ciencia cierta podría beneficiarles a la hora de la elección constitucional, de ahí que se mantengan en esta postura, lo que no significa que acercándose la hora cero más de alguno recurra a métodos nada ortodoxos para tratar de inclinar la balanza a su favor.

PREMONICIÓN

La muerte de casi medio centenar de migrantes centroamericanos en una carretera de Chiapas, ocurrido la tarde del jueves pasado, fue un hecho que no debió ocurrir si los tres niveles de Gobierno le dieran la atención que corresponde a un problema que, quiéranlo o no, es obligación de México atenderlo. La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) acusó el lunes anterior que la política migratoria es confusa y ha generado una situación caótica en el sur del país. Incriminó a la autoridad federal de quebrantar los compromisos de trasladar y regularizar a los migrantes, lo que ha generado desesperación, bloqueos de carreteras y conflictos con la población local y a lo que se agrega la perniciosa labor de los “polleros”, que sin escrúpulo alguno trasladan hacinados a grupos de extranjeros exponiéndolos a sufrir un accidente, como el que tuvo lugar en Chiapa de Corzo, del estado de Chiapas, donde el mismo día fallecieron 54 personas y quedaron lesionados 105, que eran transportados en una caja de tráiler. Atrás de todos los problemas que sufren los indocumentados hay “una política confusa e ineficaz del Gobierno Federal, la indiferencia del estatal y el rol de espectadores de los gobiernos municipales”, puntualizó la CEM.

¡Participa con tu opinión!