Camilo Lizcano, Mirna Ramos y Juan Carlos Rodríguez
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.- La ola de violencia contra candidatos, que ha dejado al menos 33 asesinatos políticos en los que va del año en el País, alcanzó ayer a Nuevo León.
La aspirante de la coalición Morena-PVEM a la Alcaldía de El Carmen, Graciela Villarreal, fue atacada a balazos durante un recorrido proselitista por ese municipio, aproximadamente a las 17:40 horas de ayer.
La candidata, conocida como «Chely», resultó ilesa de la agresión cometida por dos hombres en una motocicleta, pero un fotógrafo de su campaña, identificado como Jesús Zúñiga, fue herido de un disparo en la cabeza.
Además, el ataque desató una estampida que dejó ocho personas lesionadas con golpes leves y crisis nerviosa.
El atentado en El Carmen, gobernado por el Alcalde emecista Humberto Medina, se trata del más reciente hecho violento de alto impacto que sacude a los municipios periféricos del norte del área metropolitana de Monterrey.
Durante las últimas semanas de marzo, por ejemplo, los municipios vecinos de Salinas Victoria y Ciénega de Flores registraron secuestros masivos contra al menos 32 personas.
«Un hombre herido llevaba su mano en la cabeza mientras caminaba», contó una vecina. «Todos estaban gritando asustados, pero no sabíamos qué pasaba hasta después que se llevaron a la candidata del lugar».
Con información de Oneida Tovar