Staff
Agencia Reforma

MANAGUA, Nicaragua.-La arremetida del Gobierno de Daniel Ortega en Nicaragua contra todo aquel que le critica, no acaba. La semana pasada fue la Iglesia católica y ahora la prensa independiente.
Ayer, su Gobierno se adjudicó las instalaciones de LA PRENSA, diario de 96 años de antigüedad y cuyo gerente general, Juan Lorenzo Holmann, fue condenado a prisión en marzo pasado por supuesto lavado de dinero.
El edificio del periódico amaneció ayer sin el rótulo con el nombre del medio, mientras que empleados del Gobierno incautaron equipo y maquinaria de la redacción, ocupada por policías desde hace más de un año.
«El Gobierno de Ortega inauguró un centro cultural en lo que legalmente es propiedad de Editorial LA PRENSA», denunció el medio en una nota de su portal.
Los inmuebles de otros medios como Confidencial y el canal 100% Noticias también fueron ocupados por la Policía en 2018 y adjudicados en 2020 a entidades del Gobierno. Además de Holmann, otros cinco periodistas están presos desde hace más de un año.
Apenas el viernes pasado, la Policía puso en arresto domiciliario al Obispo de Matagalpa, Rolando Álvarez, un fuerte crítico del Gobierno.