Edgar Hernández
Agencia Reforma

TAPACHULA, Chiapas.- Por creer que el Gobierno esparcía tóxicos para envenenar a la población pobladores quemaron la madrugada de ayer la Presidencia Municipal de Venustiano Carranza.
También prendieron fuego a las casas de los padres y suegros del Alcalde, Amando Trujillo, y vandalizaron la casa de la madre del Gobernador.
Los disturbios se produjeron luego de que una brigada de salud pretendía llevar a cabo una sanitización de espacio público para combatir el Covid-19.