Benito Jiménez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Aunque salieron mal parados del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), ahora los elementos de la Guardia Nacional (GN) llevan mano en el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA).
Los efectivos tienen a su cargo la vigilancia del área de equipaje, pasillos ambulatorios y las zonas periféricas del complejo aeroportuario.
En los filtros, los efectivos, de entrenamiento castrense, reciben a los pasajeros, los invitan a poner las maletas en las bandas de revisión de cinco en cinco, para después realizar una inspección corporal en medio de una máquina de marca Rohde & Schwarz, de tecnología de onda milimétrica con capacidad para detectar materiales metálicos y no metálicos.
En tanto, las maletas son revisadas por una banda de Rayos X Smiths, que puede detectar hasta explosivos.
Aún así, en algunos casos los pasajeros y maletas son revisados de manera manual por los federales.
En total, mil 600 elementos de la GN, con el apoyo de la Policía Militar, realizan estas labores de seguridad, a las que se suman la vigilancia de los accesos a la Base Aérea Militar 1 y el Campo Militar 37-D, que aglutina el Campamento del Agrupamiento de Ingenieros, Zonas Habitacionales Militares, la Escuela Militar de Tropas Especialistas, el Centro de Adiestramiento de la Policía Militar, una Brigada de Fusileros Paracaidistas, así como complejos escolares y de Salud de la Defensa Nacional.
Aunque el edificio terminal es para uso comercial, los elementos de la Policía Militar y de la GN portan sus uniformes de campaña con camuflaje, éstos últimos sólo con un chaleco anaranjado fosforescente.
Desde que el usuario ingresa al AIFA, en un trayecto de 15 kilómetros hasta el edificio terminal, puede observar al menos tres destacamentos de la GN, patrullajes de esta corporación y vehículos militares, puntos de inspección de la Policía Militar y abanderamientos de estos elementos en estacionamientos y vías para la zona de salidas o llegadas.
Los efectivos realizaron desde hace un año dos cursos para la seguridad del exterior e interior del AIFA: uno para la inspección de personas y equipaje, y otro para la seguridad de las instalaciones.
El primero lo realizó la GN con el apoyo del Centro Internacional de Instrucción de Aeropuertos y Servicios Auxiliares (Siasa). El otro, fue otorgado a un Batallón de la Policía Militar para la Seguridad Exterior del Aeropuerto de Santa Lucía.
El 21 de febrero pasado, la Guardia Nacional dejó la vigilancia del AICM bajo sospechas de trasiego de drogas y contrabando, así como fallas operativas de seguridad.
La corporación fue desplazada por la Secretaría de Marina, dependencia que desplegó a mil 500 elementos en pasillos, periferia y zonas de revisión de equipaje.
La presencia de la Marina tiene de fondo una investigación en contra de ex funcionarios federales y de la CDMX, debido al trasiego de drogas, dinero en efectivo y contrabando, reveló un mando.
Recordó que en la terminal se han presentado diversos eventos que han puesto en evidencia la corrupción de diversas corporaciones, entre ellas de la ex Policía Federal, cuyos mandos continuaron bajo el uniforme de la GN.

¡Participa con tu opinión!