Con la intención de propiciar la reactivación en el sector comercio que en este año no ha tenido buenas temporadas, la décima edición del Buen Fin se prolongará por 12 días, del 9 al 20 de noviembre, si bien la esperanza se mantiene en mejorar las ventas, se tiene la certeza que no logrará un aumento en la derrama económica, pero la idea es alcanzar al menos lo que se tuvo el año anterior.
En conferencia de prensa, el presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), Humberto Martínez Guerra, resaltó que la pandemia por el COVID-19 ha derivado en una crisis económica general, además de la sanitaria.
Refirió que el año pasado se registró una derrama de aproximadamente 1,200 millones de pesos a nivel local y a nivel nacional fue superior a los 118 mil millones de pesos a nivel nacional, 6 mil millones más con respecto a un año antes, y en esta ocasión la idea es que al menos se alcance una cantidad similar.
Por el momento el registro de establecimientos participantes continúa y la idea es que sean por lo menos los 400 que fueron parte de este programa el año pasado, además de los que han decidido participar en ventas en línea, que ha sido muy atractivo y funcional durante este tiempo de pandemia, ya que el comercio virtual se ha incrementado en un 30%.
Las condiciones sanitarias han llevado a que los negocios que habían decidido mantenerse con esquemas de venta tradicional incursionaran en el comercio en línea, y ha sido un éxito porque la población también ha buscado esta posibilidad, pues inclusive los productos son entregados en domicilio.
Pero para aquellos que decidan hacer compras de manera presencial y directamente en las tiendas, habrá protocolos sanitarios que se reforzarán, a fin de garantizar que los establecimientos sean seguros y los riesgos de contagio mínimos, “implementaremos estrategias que garanticen el estricto cumplimiento de protocolos, con medidas de prevención que eviten contagios a quienes acudan a tiendas a hacer sus compras”.
En algunos casos, indicó Martínez Guerra, los negocios han planteado la posibilidad de presentar horarios preferenciales para atender a los adultos mayores, aunque éstos serán dados a conocer días antes de que inicie el Buen Fin.