El Aeropuerto Internacional de Aguascalientes, aunque actualmente gestiona un promedio modesto de 30 toneladas de carga mensuales, se encuentra evaluando proyectos para expandir y mejorar sus servicios de carga. Este desarrollo busca aprovechar la ubicación estratégica de Aguascalientes, rodeado de aeropuertos significativos como el de Guadalajara y San Luis Potosí, y su cercanía al dinámico Bajío, lo que lo posiciona idealmente para convertirse en un núcleo logístico relevante.
Las recientes ampliaciones de las instalaciones aduanales son un paso adelante para aumentar la capacidad de carga, destacando la importancia de la participación de agencias aduanales y aerolíneas de carga en este proceso. Estas colaboraciones son vitales para la realización de estudios de viabilidad y planificación, esenciales para fortalecer el manejo de carga en la región.
El desafío para el aeropuerto no solo radica en redirigir la carga existente dentro del estado sino en crear y capturar nuevas oportunidades de mercado. Esto requiere una estrategia integral que involucre una estrecha colaboración con todos los actores del sector y una planeación logística cuidadosa. La correcta identificación y atracción de nuevos nichos de mercado incrementará significativamente el flujo de carga, transformando al Aeropuerto Internacional de Aguascalientes en un punto clave dentro de la red logística nacional e internacional. Este enfoque no solo mejora el perfil del aeropuerto sino que también contribuye significativamente al crecimiento económico de la región.