Elementos de la Policía Estatal, brindaron apoyo a personas con problemas de salud a quienes trasladaron a recibir atención médica a distintos nosocomios.
La primera intervención se registró alrededor de las 17:30 horas de ayer, cuando al puesto de seguridad policial oriente, arribó un vehículo de la marca Honda Accord, color oro, con placas del estado, del cual descendió una persona de sexo masculino de nombre Héctor, para pedir ayuda de los policías estatales asignados a este punto. El conductor, refirió que a bordo de su vehículo llevaba a una familiar de nombre María Consuelo, que presentaba dificultades para respirar por lo que requería atención médica a la brevedad. De inmediato, los oficiales abordaron la patrulla, encendieron las sirenas y emprendieron la marcha rumbo a la clínica La Salud, abriéndole paso al vehículo para que la persona afectada recibiera atención médica a la brevedad. Posteriormente los uniformados que efectuaban sus labores de vigilancia en la zona norte de la ciudad, circulaban sobre la avenida Independencia cuando en determinado momento, el conductor de una camioneta Toyota Sienna, color café les hizo señas solicitando su intervención.
Los oficiales detuvieron su marcha para entrevistarse con quien dijo llamarse Guillermo, de 36 años de edad, quien les hizo saber que a bordo de la Toyota trasladaba a un familiar que presentaba un fuerte dolor en el pecho, por lo que inmediatamente encendieron la sirena para abrirle paso a la unidad y en cuestión de minutos, arribaron a la clínica Franco Brasileña en donde fue atendido.