Por primera vez en poco más de una semana, el número de personas fallecidas por COVID-19 en la entidad se redujo a un dígito, al contabilizarse, en las últimas 24 horas, 8 nuevos decesos. El reporte técnico emitido por el Instituto de Servicios de Salud del Estado de Aguascalientes (ISSEA) detalla que, hasta este día, se tienen contabilizadas un total de 2,851 víctimas mortales desde el inicio de la pandemia.

Sin embargo, la cifra de nuevos contagios aumentó en 40 más, alcanzando un total de 22,212 casos acumulados. Por su parte, la estadística de pacientes recuperados se mantuvo en 18,942, mientras que la ocupación hospitalaria en camas con ventilador es menor al 30%, con un aumento de 11 casos activos, alcanzando, así, los 319 hasta el día de ayer. De la misma manera, la entidad se mantiene con una tasa de mortandad del 12.8, superando la media nacional, trazada en 12.1.

Hasta ayer, habían sido vacunadas, en Aguascalientes, un total de 289,882 personas.