RODRIGO ÁVALOS ARIZMENDI

El Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (CELAG) presentó su segunda encuesta de opinión sobre la situación política y social de México del mes de abril. Y resulta muy interesante observar cómo el mapa político nacional se está integrando, sobre todo en los 15 estados en los que se elegirán gobernadores. A 39 días de la jornada electoral ya se empieza a vislumbrar el panorama con un poco de más claridad en lo referente a las preferencias electorales, en donde sin duda alguna el rival a vencer es MORENA, que gracias a la política de becas y apoyos económicos a los grandes sectores de todos los estratos sociales, pues es conocido que las ayudas en efectivo se reparten a toda la población, sin importar su nivel económico, tan solo en el caso de los adultos mayores el único requisito es tener la edad mínima requerida, hasta hace poco era de 68 años pero en el mes de marzo el presidente López Obrador anunció que bajaría a los 65 años, con lo cual varios millones de ciudadanos recibirán, pasada la jornada electoral, sus pensiones. López Obrador, que es muy listo, hizo el anuncio en marzo antes de la veda electoral en la que no puede promover a su gobierno y por ende a su partido, para jalar agua a su molino y lograr más votos con este regalo en efectivo que hará a los ciudadanos de 65 años en adelante.

Le comentaba que es interesante la reciente encuesta de opinión del CELAG pues muestra una fotografía de cómo está la situación en los estados que renovarán a su Poder Ejecutivo; se da una muestra de cómo las tendencias en el voto se van encaminando y en algunos casos se ratifican los pronósticos iniciales y en otros hay sorpresas. Así mismo se midió la popularidad tanto de López Obrador como de los gobernadores actuales de dichas entidades. Por ejemplo, en Baja California Norte López Obrador ha bajado un 4.2 por ciento en su popularidad y el nefasto gobernador Jaime Bonilla, de MORENA, ha bajado en un 2.4%. En la intención del voto para gobernador hasta ahora lleva la delantera la candidata de MORENA, Marina del Pilar Ávila con un 39.8%. Atrasito de ella viene Jorge Hank Rhon, del PES, con un 34.7 % por lo cual se puede decir que están en un empate técnico. Jorge Han inició con un 25.7% de preferencia y aumentó en dos semanas 9.0%. Quien de plano está casi sin posibilidades es María Guadalupe Jones, Lupita Jones, ex Miss Universo, quien va jugando por el PRI, PAN y PRD. Ella registra un 14.4% de aceptación.

En Baja California Sur el presidente tiene una aceptación de 49.7%, bajó un 3.6% desde la última encuesta. El gobernador actual Carlos Mendoza, del PAN, tiene un 60.3% de aceptación, subió un 1.8%. Y en lo referente a los candidatos Francisco Pelayo que va por el PAN, PRI, PRD PH-PRS tiene una aceptación del 50.7%, mientras que su más cercano perseguidor Víctor Manuel Castro, de MORENA-PT, tiene el 31.5%, bajó un 1.8%. Los demás candidatos ni pintan, y a como se ve el candidato de “Va por México” será el ganador de la elección.

En Campeche López Obrador mantiene una preferencia tremenda de un 71.4% y eso que Bajó en un 2.5%. El gobernador Carlos Miguel Aysa, del PRI, un 46.4% y bajó también en un 1.9%. El candidato que va arriba en las preferencias es Eliseo Fernández de Movimiento Ciudadano con el 35.4% y atrás se coloca la ex priista Layda Sansores San Román con el 29.2%, muy cerca de ella viene Christian Castro del PRI, PAN y PRD con el 27.3%. o sea que la lucha va muy cerrada y se va a cerrar más. Aquí lo interesante es ver el poder político y de convocatoria del presidente nacional del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas, Alito, pues será una afrenta muy vergonzosa que el partido que él dirige no gane la gubernatura de su estado.

En Chihuahua López Obrador tiene una preferencia del 45.1%, bajó 4.6%. Y el gobernador panista Corral Jurado un muy pobre 22.8. Bajó 5.1%. La candidata del PAN, a la que Corral no puede ver ni en pintura, María Eugenia Campos va a la cabeza en las preferencias con una muy buena ventaja, 43.1%, mientras que el candidato morenista, Juan Carlos Loera de la Rosa va con un 21.1%, o sea ¡20 puntos abajo! El candidato de Movimiento Ciudadano tiene un 15.8% y la candidata del PRI ¡5.6! o sea ya está muerta en esta elección.

En Colima López Obrador tienen un 59.3% de aceptación y el gobernador José Ignacio Peralta, del PRI, un 32.5%, aquí la candidata de MORENA, Indira Vizcaíno, va a la cabeza con el 31.1% y le sigue Mely Romero Celis con el 23.1%. Y el candidato de Movimiento Ciudadano, Leoncio Morán viene muy junto con 20.4%.

En Guerrero López Obrador tiene una aceptación de 78.4%. ¡Muy alta! El gobernador priIsta Héctor Astudillo un 46.5% de aceptación, bien calificado. Y lo increíble, el nefasto Félix Salgado Macedonio, de MORENA, que todavía anda en pleitos para ver si le dan la candidatura, tiene un 53.7%. El candidato del PRI-PRD está out, pues tiene un 29.8%, muy lejos de Salgado Macedonio.

Michoacán que actualmente es perredista le da a López Obrador un 62.5%. Al gobernador perredista Silvano Aureoles tiene el 30.2%, alto para lo poco que ha hecho en su estado. Y el candidato morenista se puede ya considerar ganador pues va con un 45.1% de aprobación mientras que el candidato de “Va por México” Viena atrás con 15 puntos de diferencia, con el 30%.

En Nayarit el presidente tiene un 73.8% mientras que el gobernador Antonio Echevarría un 33.3%. Aquí el que va en caballo de hacienda es Miguel Ángel Navarro, de MORENA que tiene un 40.2% mientras que su más cercano perseguidor es Nacho Flores de Movimiento Ciudadano con tan sólo el 19.1%.

En Nuevo León la cosa sÍ se puso calientita, pues lo que menos se esperaba era que el antipático candidato de Movimiento Ciudadano, Samuel García remontara y rompiera los pronósticos y se ubique ahora con 34.6% mientras que el candidato de “Va por México”, que era el favorito, Adrián de la Garza tiene 28.6% la candidata de MORENA sí se fue al abismo pues tiene el 16.5%. Obviamente le afectó su relación con Keith Raniere, el líder de la secta Nxvim. El PAN en Nuevo León ni pinta, sólo el 12.3%.

Querétaro que es un estado netamente panista, refrenda su preferencia electoral con su candidato Mauricio Kuri que lleva un 52.4% de preferencia. Muy atrás Celia Maya de MORENA con un 24.4% y mucho muy atrás de ella la candidata del PRI Abigail Arredondo con tan sólo un 9.3%. En Querétaro el Peje tienen un 38.9% mientras que el gobernador Francisco Domínguez tiene un muy alto 69.7%.

San Luis Potosí muestra un muy interesante empate entre Octavio Pedroza de “Va por México” que tiene un 31.8% mientras que el candidato del PVEM-PT Ricardo Gallardo tiene un 30.9% la candidata de MORENA Mónica Rangel viene muy atrás con tan sólo el 17%. López Obrador tiene el 56.8% y el gobernador Juan Manuel Carreras del PRI, el 34.0%.

Sinaloa tiene un empate técnico entre Rubén Rocha de MORENA con el 43.7% y Mario Zamora Gastelum de “Va por México” con el 38.7% sus contendientes más cercanos tienen un 4.9%. El presidente tiene una aceptación del 60.7% y el gobernador priista, Quirino Ordaz Coppel un muy alto 66.9%.

En Sonora en donde parecía que Alfonso Durazo, de MORENA, llevaba todas las de ganar, se ha visto alcanzado por Ernesto Gándara de “Va por México”. Durazo tiene un 42.3% y Gándara 42.1%. Empatados. Sólo que Durazo bajó en 1.5% y Gándara subió en un 5.7%. López Obrador tiene un 57.3% y la gobernadora priista Claudia Pavlovich un 60.1%. En la tierra de Beltrones el PRI deberá seguir mandando.

En Tlaxcala también hay un empate entre Anabell Ávalos de “Va por México”que tiene 39.7% y Lorena Cuéllar de MORENA, PT, PVEM, PANAL y PES- o sea que echaron montón- ella tiene un 38.8%. López Obrador tiene un alto 56.7% y Marco Antonio Mena, gobernador del PRI, un 65.2%.

Y por último Zacatecas. El feudo, a pesar de los pesares, de los Monreal y con todo y las mañas del candidato David Monreal, sigue a la cabeza con el 44.8% pero no deberá confiarse pues muy cerca se encuentra ya Claudia Anaya, de “Va por México” con el 38.4%. Ella subió un 6.9% mientras que Monreal bajó 0.1%, o sea nada. El agarrón de trasero que le dio a su correligionaria candidata al municipio de Juchipila no le hizo mucha mella. López Obrador está en un 51.1% mientras que el gobernador Alejandro Tello, del PRI, tiene un 46.4 de aceptación.

De acuerdo a esta encuesta, MORENA va arriba en 8 entidades; “Va por México” o sea PRI, PAN, PRD, en 3; Movimiento Ciudadano en 2; PAN, PRD en 1; PAN-QI en 1. Si esto persiste así hará que MORENA logré un triunfo importante en 8 estados de la República y lo posesione muy fuerte pues estaría ganando más de la mitad de las gubernaturas en juego. Pero falta muchos días de campaña y puede haber movimientos importantes en las preferencias electorales, sobre todo en los que van en empates técnicos. Sin duda será una elección el 6 de junio demasiado importante para la vida política del país.