Estephany de la Cruz
Agencia Reforma

El cambio de hábitos, como el pasar del trabajo remoto a oficina, puede generar estrés laboral; una manera de disminuirlo es a través del diálogo y crear espacios seguros.

Una de las actividades que un empleador puede comenzar a realizar para disminuir el estrés laboral en sus trabajadores, sobre todo ante el regreso a oficinas, es abrir espacios de diálogo y apostar por la convivencia entre los colaboradores, compartió María del Rayo Valles Medina, asesora del curso Administración del tiempo y manejo de estrés de la Universidad de Guadalajara (UdeG).

«Necesitamos un tiempo de diálogo, de podernos escuchar, entonces la gente tiene mucha necesidad de hablar y de ser escuchada», añadió.

Aconsejó que el empleador puede trabajar con talleres y cursos de resolución de problemas y manejo del estrés.

Además, los mismos colaboradores deben crear una nueva rutina adaptada a su nuevo estilo de vida, por ejemplo, tener más organización para hacer más actividades dentro del hogar e incluso realizar actividades recreativas, indicó.

Agregó que en caso de que se genere estrés dentro de una oficina por miedo al contagio de Covid-19, hay que mantener siempre el espacio limpio y cuidar los protocolos sanitarios.

Por otro lado, de acuerdo con una investigación hecha por Herman Miller, marca de diseño de espacios y mobiliario, las oficinas también son importantes para los colaboradores, por ello se debe apostar por brindar áreas que ofrezcan opciones para desplazarse por el entorno, pero a la vez que equilibrar con la privacidad del colaborador.

También buscar que los espacios estén iluminados y cuenten con las herramientas necesitarías para que el colaborador quiera permanecer en las oficinas.

¡Participa con tu opinión!