El director del Centro de Investigación y Desarrollo Empresarial, Alberto Aldape Barrios, habló sobre las condiciones de los distintos tipos de crédito que ofrecen las instituciones financieras y bancarias.

CRÉDITOS HIPOTECARIOS. Para cubrir la ausencia de apoyos gubernamentales federales para el desarrollo habitacional, el sistema bancario aprovecha la coyuntura y ofrece actualmente créditos hipotecarios muy interesantes con tasas de interés que oscilan entre 9 y 10% anual con plazos de pago largos de hasta 20 años.
Otra razón por la que las instituciones bancarias se han centrado en promocionar más el crédito hipotecario, es porque éste disminuye el riesgo al momento de colocar los recursos por la garantía que representa la propiedad habitacional, la cual crece en su valor a través del tiempo.
“Estas oportunidades están siendo aprovechadas por la población juvenil que forma sus propias familias y requieren una casa, además esos nuevos matrimonios o parejas cuentan con una amplia oferta habitacional adecuada para los diferentes bolsillos y gustos”.

CRÉDITOS PRODUCTIVOS. Indicó que este año, el crecimiento de la economía nacional ha sido lento y se espera apenas un 0.3% o 0.4% para el final del año, por lo que los empresarios toman en cuenta el riesgo que les representa contratar un crédito productivo si no tienen seguro un mercado a quien venderle.
“Además muchos empresarios no han podido solicitar créditos para financiar sus proyectos de exportación, a causa de que no ha sido aprobado el tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), a fin de que dé certeza a las operaciones entre las naciones. El empresario no sólo debe tomar en cuenta la tasa de interés bancario, sino también evaluar el riesgo que tendrá a la hora de hacer sus proyecciones para pagar el financiamiento”.

CRÉDITO AL CONSUMO. Muchos han dejado de usar sus tarjetas por la preocupación de no tener certeza laboral en el futuro, lo que frena las expectativas de compras a plazos.