Staff
Agencia Reforma

CDMX.- Tras casi 4 meses de paro, la Fórmula 1 vivirá su primer Gran Premio del año este domingo entre medidas que incluyen la ausencia de fanáticos, la aplicación de pruebas de COVID-19 cada 5 días al personal de los equipos y la cancelación de la ceremonia del podio. Todo con el objetivo de reducir el riesgo de contagio de coronavirus durante la carrera. Éstas son las medidas que se han tomado para este fin de semana.
Burbuja protectora
Cada escudería trabajará como rodeada por una burbuja. Para ello, la Fórmula 1 emitió un Código de Conducta que establece que los equipos deberán reducir al mínimo el contacto con sus rivales y que las interacciones sólo deberán ocurrir si son esenciales para realizar su trabajo.
“El número de interacciones entre grupos debe ser mínimo para mitigar la transmisión del virus”, apuntó la FIA en un documento.
“Aunque no se pueden evitar interacciones entre grupos -sin poner en peligro innecesariamente la seguridad, la gobernanza deportiva o la capacidad de un competidor para disputar un evento-, se debe respetar el distanciamiento social o se debe usar equipo de protección personal adicional para mitigar la transmisión del virus”.
Personal al mínimo
Las grandes multitudes no llegarán al Red Bull Ring este fin de semana. Además de la ausencia de público, de invitados especiales y de patrocinadores, el personal de la Fórmula 1 fue reducido al mínimo. Sólo se contará con mil 200 personas de la organización en comparación de las 3 mil o 5 mil con las que se llegaba a contar en cada carrera.
Además, los equipos también tuvieron que pasar de 130 miembros a 80, de los cuales 60 trabajarán con los coches y sólo se permitirá acceso a 60 encargados de la transmisión de la carrera, en comparación de los más de 250 que llegaba a haber en cada Gran Premio. De acuerdo con la Fórmula 1, en total habrá 2 mil personas en el Red Bull Ring.
Pruebas exhaustivas
Pero aunque el número de personas será menor, se estableció que todos los asistentes deberán pasar por la prueba de COVID-19. De hecho, antes de viajar al Gran Premio de Austria, tanto el personal de los equipos como periodistas debieron entregar los resultados negativos de dicho examen. Además, cada 5 días deberá repetirse dicha prueba.
¿Y cómo es el acceso ahora?
Tan pronto uno llega a las instalaciones del Red Bull Ring, miembros de los equipos y pilotos deben pasar por una inspección de temperatura corporal, además de que se verifica la portación de cubrebocas y se dan instrucciones sobre el uso de gel sanitizante, según reporta la página de la Fórmula 1.
A diferencia del ambiente habitual, no hay música a altos volúmenes, además de que, en lugar de los tradicionales “motorhomes”, dentro de los que se contaba con servicio de comida y duchas, los equipos debieron instalar unas cabinas más compactas para dar un poco de espacio a los pilotos.
Si bien las entrevistas a los pilotos enfrente de los garage se mantuvieron, éstas se realizan manteniendo una distancia de 2 metros y sin el retiro del cubrebocas. En tanto que las conferencias de prensa tendrán lugar a través de Zoom.
Monitorearán contacto
Además, la FIA dio a conocer que se encuentra desarrollando una aplicación para teléfonos móviles que permita monitorear los posibles contactos entre el personal, en caso de que alguno de los asistentes dé positivo al examen de COVID.
“Miramos rápidamente qué soluciones de rastreo de contactos había disponibles y llegamos a la conclusión de que necesitaríamos diseñar algo específico para eventos de automovilismo”, comentó Adam Baker, director de seguridad de la FIA.
Sin grandes ceremonias
El Gran Premio de Austria no terminará con una fastuosa entrega de premios, pues la ceremonia del podio fue cancelada, según anunció el director deportivo de la Fórmula 1, Ross Brown, a mediados de junio.
“El procedimiento del podio no puede suceder, estamos buscando hacer algo en la recta principal después de la carrera. Una opción sería alinear los autos en la pista y que los pilotos pueden pararse delante de ellos”, explicó Brown.
“No podemos presentar los trofeos pues no se puede tener a alguien cerca entregándolos, pero ya lo resolvimos, tenemos planes y procedimientos y estamos viendo cómo podemos presentarlo en la televisión”.