Lo barato, sale caro. Mariano Rojas de Loera, presidente estatal de la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (Canaive), indicó que en el mercado local hay una enorme oferta de prendas de vestir chinas de baja calidad, las cuales cuestan la mitad del valor que las mercancías elaboradas por empresarios locales de la industria de la confección, lo que les está restando clientes, pues los consumidores prefieren precio que calidad.
Sostuvo que esto ha traído afectaciones al gremio, pues para los industriales locales les es imposible absorber esta diferencia de precios, las prendas de manufactura china, que son hasta un 50% más baratas, pues no cumplen con numerosos estándares de calidad, lo cual se puede apreciar en el hecho de que a las pocas lavadas esta ropa se deslava o rasga, mientras que los empresarios locales sí cubren con varias especificaciones de calidad.
Rojas de Loera apuntó que la piratería ha dejado de ser el principal lastre para la industria del vestido, pues la importación desmedida de productos chinos es una competencia desleal que ha sumido a varios talleres en una crisis económica.
Señaló que los representantes de la industria del vestido han tratado de impulsar la creación de marcas registradas en el estado, pero para que la distribución del mercado sea pareja entre productos locales y de importación se requiere regular el ingreso al país de prendas chinas, pues ello daría un impulso para que los empresarios empiecen a ver un atractivo en la creación de marcas propias.
Por último, el presidente de la Canaive mencionó que se buscará reactivar al ramo textil y de la confección en Aguascalientes: “nos estamos preparando para que el ramo textil tenga un auge, un prestigio como el que hace años tenía, antes éramos el número uno en el ramo textil, entonces se va a buscar la mejor manera de reactivar el sector otra vez”.