Sergio Alonso Méndez

La Noticia:
Dos disparos sonaron antes de que el ex primer ministro de Japón, Shinzo Abe, se desplomara en el suelo y horas más tarde se confirmara su muerte en el hospital… (bbc.com).

Comentario:
Japón no se distingue por los tiroteos. Así que la noticia del asesinato de Shinzo Abe, probablemente el más conocido de los políticos en Japón, aún cuando ya no ejerce y sólo hacía campaña para su partido político, causó una fuerte conmoción. ¿Quién mató a Shinzo Abe y por qué? ¿Por qué es reconocido Shinzo Abe?
Comencemos con el hecho. Era un mitin bastante reducido en las calles de Nara, pequeña población al este de Osaka. Shinzo Abe estaba comenzando a hablar cuando a sus espaldas, un hombre de 41 años disparó dos veces hiriéndolo en el cuello. Aunque fue llevado al hospital, murió desangrado. El autor del crimen fue capturado y llevado a prisión. El arma era de fabricación casera: dos tubos de metal unidos entre ellos y a un mango de madera con cinta plástica. Se sospecha que las instrucciones para confeccionarla se obtuvieron en Internet.
El uso de armas de fuego en Japón es muy escaso. Allá sí hay reglamentos para obtenerlas. Para comprar una pistola se requiere contestar cuestionarios, demostrar salud mental, pasar por entrenamiento e incluso se entrevista a los vecinos. El resultado es que las muertes debidas a armas de fuego son menores a 10 por año. La mitad de lo que tan sólo un tiroteo, el de Uvalde en Texas, provocó en los Estados Unidos.
Al ser cuestionado el asesino, declaró que guardaba rencor a una organización, no trascendió cuál, a la que creía Abe pertenecía. ¿Creía? Aunque Japón en lo general es pacifista, no dejan de tener gente desajustada.
Shinzo Abe es popular porque es el primer ministro que más ha durado en el cargo: 9 años. Eso es mucho para un país donde los primeros ministros se mantienen escasamente un año en el cargo. Hay antecedentes de un primer ministro que estuvo sólo 64 días. ¿Cómo se mantuvo Abe tantos años? En parte porque dio estabilidad y reforzó la economía. Incluso se bautizó como “Abenomics” su plan económico. ¿Era economista? De hecho, no. Los expertos dicen que las medidas que tomó no deberían haber tenido efectos positivos, pero por alguna extraña razón, los tuvo y Shinzo Abe se hizo famoso.
Otra medida que tomó fue sacar a Japón de su condición de “pacifista.” Según la constitución y a consecuencia de la Segunda Guerra Mundial, Japón no podía armar un ejército de ataque. Sin cambiar la constitución, Abe cambió la interpretación para que, en caso de conflictos en las cercanías, Japón pueda actuar. Y teniendo a China y Corea del Norte en la vecindad, tal vez veamos un posible rearme de Japón. Este quizás fue el legado más fuerte de Shinzo Abe, más nunca razón para ser asesinado.

Sergio Alonso Méndez posee un doctorado en Negocios Internacionales por parte de la Universidad de Texas
salonsomendez@gmail.com