Viridiana Martínez
Agencia Reforma

ALMOLOYA DE JUÁREZ, Edomex.- Un elemento de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) fue asesinado con armas de alto calibre, junto a sus dos hijos menores de edad, en una emboscada perpetrada en una zona boscosa de la localidad de Yebucivi, en éste municipio.
El hecho ocurrió a cinco días de que, presuntamente, un grupo criminal de Michoacán amenazó a personal de la FGJEM con el inicio de una guerra en su contra, a través de mantas colgadas en la ciudad de Toluca.
El Policía de Investigación (PDI) asesinado fue identificado como Abel González Rojas; tenía 30 años de edad y poco más de seis de trabajar para la Fiscalía; actualmente estaba adscrito a Valle de Bravo.
El elemento subía un camino de terracería en un Jetta, Volkswagen, color rojo, con placas PGC-968-N, en dirección a la casa de sus padres cuando un grupo armado lo atacó con múltiples disparos, alrededor de las 15:20 horas, informaron fuentes policiales.
El hecho ocurrió en un camino de terracería, sin salidas hacia otra vía y donde no hay señal de telefonía.
“Ya lo estaban esperando escondidos desde hace días entre el bosque, es lo más probable, no tenían el día exacto en el que vendría, le empezaron a disparar 20 metros antes de donde quedó el automóvil”, informó un elemento de seguridad.
En el lugar, aseveraron policías, encontraron cobijas por lo que los responsables podrían haber estado pernoctando en la zona desde tiempo atrás.
En el lugar quedaron más de 70 casquillos percutidos, entre ellos de calibre .223 y otros proyectados con armas largas de uso exclusivo del Ejército y Fuerzas Armadas, indicaron fuentes policiales.
“Los disparos se escucharon desde lejos, primero una ráfaga y luego unos cuántos. Esperamos y cuando nos asomamos ya estaba el carro rafagueado”, indicó un vecino.
El incidente fue reportado por los habitantes del lugar, más tarde arribaron elementos de urgencias y se llevaron a los dos menores, uno de aproximadamente cuatro años y otro de siete, al Hospital del Niño, en Toluca; sin embargo, fallecieron por las heridas de bala.
“Es posible que (el móvil) sea por las mantas que pusieron contra la Fiscalía”, indicó un elemento de la policía que estaba en la zona.
“Comunicado urgente para todo el Estado de México ¡La guerra ha comenzado!”, decía uno de los mensajes colocados el pasado martes.
La Fiscalía indicó que apoyará a la familia del agente de investigación.
“Esta Institución no escatimará recursos humanos y materiales para dar con los autores de este deleznable crimen, los cuales serán detenidos y presentados ante la Autoridad Judicial para ser juzgados”, indicó la Fiscalía.