Staff
Agencia Reforma

TORREÓN, Coahuila.- Una profesora de preparatoria fue asesinada a balazos durante el desfile por el aniversario de la Revolución Mexicana en el centro de Torreón, lo que desató el pánico entre los asistentes y provocó la suspensión de los actos cívicos.
El Fiscal General de Coahuila, Gerardo Márquez, informó que el hombre que atacó a la mujer identificada como Juana Mireya Fernández, jefa de docentes del Cetis 83 de Torreón, logró escapar.
«Vamos a tratar primero de identificar al probable responsable a través de declaraciones, videos de cámaras de vigilancia», indicó.
«Es un hombre joven. Investigamos si hubo una coparticipación de otra u otras personas».
El ataque ocurrió cerca de las 10:30 horas en la Alameda de Torreón, en un área donde se agrupaban los contingentes para luego comenzar a desfilar desde el otro lado de la plaza.
La parada inició a las 9:00 y se esperaba concluyera a las 12:00, pero cerca de las 11:00 horas se decidió suspenderla.
Las detonaciones provocaron tumultos de personas que corrieron para buscar resguardarse, al creer que se trataba de una balacera.
Peritos de la Fiscalía General de Coahuila levantaron el cuerpo de la mujer e iniciaron las investigaciones para dar con el responsable.
La fracción priista del Ayuntamiento, indicó que el asesinato exhibe el desorden que persiste en la Dirección de Seguridad Pública Municipal.
En un comunicado, indicaron que Primo García Cervaneta, titular de la dependencia, se enteró del crimen por una madre de familia que irrumpió el presídium del desfile.
«Según testigos en abundancia, entró casi rechinando un vehículo a donde estaba la víctima y sin importar la gran cantidad de niños y niñas, descendiendo sin mayor problema por falta de control, un individuo y casi a quemarropa abatió a la maestra», apuntó.

Impacto
Compañeros de Juana Mireya Fernández, jefa de docentes del Cetis 83, expresaron su consternación por el asesinato de la profesora.
La occisa tenía más de 11 años de trabajar en la institución educativa y a inicios de este año enviudó. No tenía hijos.
«Fueron directamente por ella, estamos muy sorprendidos con lo que le ocurrió, ella era una persona tranquila, se nos hace esto muy raro», manifestó una de sus compañeras que estuvo con ella en la Alameda Zaragoza, en espera de desfilar.
«Enfrentaba un cáncer y pues hay la llevaba. La verdad vemos esto muy raro, por qué dispararle en medio de tanta gente, donde había muchos niños, jóvenes, ella vivía sola, estamos en shock».
La agresión amada se registró alrededor de las 11:00 horas en la Alameda, en la zona en donde se agrupaban los contingentes para integrarse al desfile, ocasionado pánico entre quienes esperaban su salida.