Más de 17 kilogramos de pólvora fue asegurada en un establecimiento ubicado en el fraccionamiento Palomino Dena. Fueron elementos de Protección Civil quienes atendieron el reporte recibido por medio de su sitio de internet, quienes lograron montar un operativo para lo anterior, consiguiendo prevenir de esa manera un posible accidente por la manipulación de explosivos.
Lo anterior, se registró en la calle Roberto Jefkins Rangel, sitio donde se reportó desde temprana hora menores de edad adquirían diversos cohetes que eran tronados incluso desde temprana hora del día. Al llegar a la dirección reportada, personal de Protección Civil observó que se trataba de un negocio de ropa y juguetes varios, sin embargo, al ingresar al mismo se percataron que se exhibía una gran variedad de pirotecnia en un mostrador, procediendo a asegurar el material que está prohibido a la venta, comercialización, distribución y su almacenamiento.
Cabe mencionar que el domicilio donde se decomisó la juguetería de pirotecnia está muy cercano al lugar donde hace unos días le explotó una «palomita» a una persona de 23 años de edad, quien resultó lesionada. En el lugar no hubo detenidos ya que el material se entregó de forma voluntaria y la persona encargada del lugar se identificó como menor de edad.