El diputado Adán Valdivia López, presidente del Comité de Administración del Congreso del Estado, confirmó los planes de implementar arcos de seguridad en las instalaciones del Poder Legislativo. Esta medida surge como una estrategia preventiva para garantizar la seguridad de todos los visitantes y el personal que labora en el Congreso, en medio de un contexto de creciente preocupación por la seguridad en espacios públicos.

Según Valdivia, la instalación de estos dispositivos se centrará inicialmente en el edificio principal del Congreso, donde se llevan a cabo las sesiones plenarias y convergen las gestiones de los 27 diputados.

Explicó que el objetivo es controlar y supervisar el acceso, evitando la entrada de objetos peligrosos, tales como armas punzocortantes, que puedan comprometer la seguridad dentro del recinto. La iniciativa se extenderá posteriormente a otras áreas en fases sucesivas, siempre con la consulta y aprobación de los miembros del Comité y el pleno de diputados.

Aunque el diputado Valdivia no especificó el presupuesto asignado para esta iniciativa, subrayó la importancia de esta medida dentro de los protocolos de seguridad del Congreso. La decisión de instalar arcos de seguridad no responde a incidentes previos dentro del recinto legislativo, sino a una política de prevención y protección ante potenciales amenazas.

El procedimiento para la detección y actuación en caso de identificar a personas que intenten ingresar con objetos prohibidos será definido en colaboración con las empresas especializadas encargadas de la instalación y mantenimiento de los arcos. Este plan incluirá capacitación y seguimiento para asegurar que el personal encargado maneje adecuadamente las situaciones que puedan presentarse.

Esta medida de seguridad se suma a las acciones emprendidas por el Congreso para fortalecer la protección de sus instalaciones y usuarios, en un esfuerzo por prevenir incidentes y contribuir a un ambiente seguro para la democracia y el ejercicio legislativo en el estado.