De acuerdo con la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF 2018), solamente 20.1 millones de personas adultas cuenta con algún tipo de seguro, lo que representa el 25% de la población adulta de 18 a 70 años, informó José Antonio Lozano Mejía, titular de la unidad de atención de la Condusef.

Del total de los 20.1 millones de mexicanos que cuentan con un seguro, los tres productos con más contratación son: con un 67%, los seguros de vida; en segundo lugar, con el 39%, los seguros de automóvil, mientras que los seguros médicos ocupan el tercer lugar con un 25%.

El titular de la unidad de atención de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros comentó que, entre todos los cambios que la pandemia por COVID-19 trajo a la población mexicana, resalta el tema de la concientización sobre la salud y la importancia de los seguros en la vida diaria.

Sin embargo, todavía existe la idea de que un seguro de gastos médicos mayores es algo que no todas las personas pueden costear; empero, existen otras opciones como los seguros preventivos o seguros de salud.

De acuerdo con la Ley de Instituciones de Seguros y Fianzas, existen dos tipos de seguros: de gastos médicos y de salud.

Un seguro de salud puede incluir, entre sus coberturas, consultas con médicos generales y algunos especialistas, estudios de laboratorio, orientación médica a distancia, terapias de primer nivel y servicios limitados de ambulancia. El costo de este tipo de seguro suele ser relativamente bajo y algunas empresas ofrecen hacer el pago en parcialidades o a meses sin intereses.

Respecto a los seguros de Gastos Médicos Mayores, están diseñados para cubrir los costos de la atención médica originados por un accidente o enfermedad (hospitalización, honorarios médicos, cirugías, medicamentos, aparatos ortopédicos, tratamientos básicos dentales, ayudas por maternidad y cobertura en el extranjero).

En estos seguros, el contacto con el médico se da una vez que ya se presentan los síntomas de la enfermedad. En éste, asimismo, el asegurado participa con un porcentaje de los costos de la atención: el deducible y el coaseguro; también es muy importante tener presente la vigencia de la póliza y la suma asegurada.

Finalmente, mencionó que hay productos de Gastos Médicos que incluyen valores agregados como cobertura dental amplia, padecimientos congénitos, cobertura por muerte del titular, descuentos en farmacias o laboratorios y consultas médicas a domicilio con costo preferencial.