El sector taxista se pronunció ayer para que la Procuraduría Estatal del Medio Ambiente (Proespa) emprenda otras estrategias antes de aplicar los operativos de sanción y de llevar los vehículos a las pensiones por no contar con las verificaciones ambientales, porque sólo envían el mensaje recaudador y no de propiciar concientización social.

Óscar Romo Delgado y Refugio Eudave Ortiz, dirigentes de la AUGTEA y de la Asociación de Taxistas Revolucionarios, respectivamente, consideraron que aprovechando los medios electrónicos y sabiendo que la autoridad cuenta con la información de los tenedores de vehículos podrían notificar sobre los periodos de verificación.

Ciertamente, los taxistas están conscientes que se debe verificar tres veces al año para aquellos vehículos que usan gasolina o gas LP y dos veces para los que utilizan gas natural, pero lo que molesta es la aplicación de operativos inconstitucionales al realizarlos en calles que obligan a la gente a detenerse e incluso los despojan de sus vehículos si no cuentan con el documento.

De hecho, el gremio taxista se encuentra en un proceso de asesoría jurídica para saber qué se puede hacer y tener claridad si los operativos se encuentran fuera de la Constitución de México, porque sin duda afectan la economía familiar porque las multas son onerosas junto con el pago de la grúa y de las pensiones.

Agregaron que muchos taxistas han procedido a regularizarse en esta obligación, pero es necesario que las organizaciones gremiales se unan para propiciar un cambio de actitud por parte de la Proespa y que dejen de funcionar este tipo de operativos recaudatorios.

El dirigente de las Agrupaciones Unidas del Gremio Taxista del estado de Aguascalientes señaló que las autoridades de la Proespa tienen la consigna de detener vehículos para recaudar dinero y posiblemente tienen la indicación de trabajar de esa manera, pero es necesario manifestar que se está en contra de esas prácticas.

El presidente de la Asociación de Taxistas Revolucionarios sostuvo que esa procuraduría ha estado abusando mucho de los trabajadores del volante junto con el resto de la población que tiene un vehículo y que por algo no trae la calcomanía de la verificación correspondiente.