Claudia Salazar
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- A pesar de críticas y reclamos, la Cámara baja aprobó el adiós millonario que los propios diputados se recetaron para el término de la 63 Legislatura.
El pleno se autoasignó una bolsa de 8 mil 439 millones de pesos para el próximo año.
Grupo REFORMA publicó que de esa cifra, se incluía en el rubro de Servicios Personales un aumento de 723 millones de pesos, de los cuales habrá partidas para cubrir la parte proporcional del fondo de ahorro de los legisladores.
Cada diputado se podrá llevar al menos 864 mil pesos cuando acabe su tarea en agosto de 2018.
En el Presupuesto de Egresos de la Federación, los diputados no recortaron nada a su propuesta de gasto.
Por el contrario, la Cámara se aumentó 200 millones de pesos para reparar daños causados por el sismo al recinto legislativo.
El monto aprobado asegura,a demás, la remuneración anual de los diputados, sin incluir el fondo de ahorro.
La percepción bruta anual aprobada para cada uno de los 500 diputados es de un millón 918 mil 120 pesos.
Ya con impuestos, el ingreso neto anual es de un millón 436 mil 397 pesos.
De esa bolsa, se desglosan 653 mil pesos por prestaciones, de las cuales 54 mil pesos son aportaciones a seguridad social, 17 mil por ahorro solidario, 140 mil 504 de aguinaldo.
También se incluyen 47 mil 508 pesos por seguro de vida institucional y 110 mil 491 de seguro de gastos médicos mayores.
Cuentan con un seguro de separación individualizado por 151 mil 740 pesos y 130 mil 930 pesos más para cubrir el Impuesto Sobre la Renta del aguinaldo y del fondo de ahorro, lo cual se etiqueta como prestación.