Personal de la Dirección de Regulación Sanitaria, perteneciente al Instituto de Servicios de Salud del Estado, realizó el aseguramiento de varios kilogramos de carne contaminada con clembuterol, la cual en breve será destruida con la intención de evitar posibles daños a la salud de los consumidores.
El titular del área, Octavio Jiménez Macías, explicó que lo anterior fue posible derivado de los trabajos de muestreo de hígado crudo bovino, procedente del estado de Querétaro, lo que generó el aseguramiento precautorio de un total de 20 kilogramos de la víscera mencionada. Explicó que comenzaron los trabajos de trazabilidad a fin de localizar a los proveedores y en su caso, introductores del producto contaminado, con el objetivo de poder dar parte a las autoridades competentes y se presente la denuncia correspondiente ante la Agencia del Ministerio Público de la Federación, toda vez que en los artículos 172 y 174 de la Ley Federal de Sanidad Animal, este hecho se encuentra tipificado como un delito. Hasta el momento no se han reportado personas intoxicadas, sin embargo, dijo que la Dirección de Regulación Sanitaria del ISSEA se mantiene en constante comunicación con el área de Epidemiología, a fin de mantener la vigilancia y proteger a la población consumidora.
«Derivado del análisis correspondiente, se detectó la presencia de clembuterol en esta carne, por lo que se inició el procedimiento administrativo correspondiente, el cual podría derivar en la destrucción de aproximadamente 30 canales de bovino», concluyó.