José de Jesús López de Lara

Otra vez los policías estatales dieron un importante golpe a una bien organizada banda que se dedica al tráfico de personas, tras asegurar a 26 indocumentados centroamericanos y detener a un presunto “pollero”, en el interior de un domicilio ubicado en el fraccionamiento Villas del Pilar.
El sospechoso detenido, forma parte de una banda delictiva que utiliza vehículos de plataforma, para hacer los traslados de los indocumentados de la ciudad de Querétaro a la ciudad de Aguascalientes, para posteriormente llevarlos hasta la frontera norte y poder cruzarlos ilegalmente hacia los Estados Unidos.
Los 26 indocumentados rescatados y que se encontraban hacinados en una vivienda, son originarios de los países de Honduras, Guatemala y Nicaragua.
Se informó que el pasado lunes por la tarde, los operadores del C5-SITEC fueron alertados que desde el transcurso del domingo, habían sido detectados varios vehículos que llegaban a una finca ubicada en la calle José de Jesús Rábago, en el fraccionamiento Villas del Pilar, del cual descendían entre 5 y 7 personas que eran ingresadas al domicilio.
Debido a que esta actividad había sido detectada como sospechosa, fue que los vecinos decidieron realizar el reporte correspondiente.
Con esta información, los policías estatales reforzaron la vigilancia en esa zona ya por la noche, observaron que arribaba un automóvil VW Passat, color blanco y placas de circulación de la Ciudad de México, del cual descendían seis personas del sexo masculino e ingresaban apresuradamente a la vivienda.
Debido a lo anterior, los policías estatales interceptaron al conductor, quien fue identificado como Germán, de 31 años y originario del Estado de México, quien señaló que las personas que habían ingresado al domicilio eran d origen centroamericano, que se encontraban ilegalmente en territorio mexicano.
Asimismo, señaló que en el interior del domicilio había más indocumentados, por lo que los policías estatales solicitaron el apoyo de agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) y tras irrumpir en la finca, localizaron a 26 personas, entre ellas seis menores, quienes dijeron ser guatemaltecos, hondureños y nicaragüenses.
Estas personas señalaron a Germán como uno de los sujetos a quienes habían pagado entre 5 mil y 10 mil dólares, para trasladarlos hasta la frontera norte y cruzarlos ilegalmente a los Estados Unidos.
Con esta información, el presunto “pollero” fue trasladado a las instalaciones de la Fiscalía General de la República en Aguascalientes, donde quedó a disposición del agente del Ministerio Público de la Federación, acusado del delito de tráfico de personas.
Mientras que los 26 migrantes indocumentados fueron trasladados por los agentes del INM hasta las instalaciones del Instituto Nacional de Migración que se ubican en el municipio de Jesús María, a fin de realizar los trámites correspondientes para su posterior deportación a sus países de origen.

¡Participa con tu opinión!