Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El empresario Ricardo Salinas Pliego aseguró que la justicia federal le otorgó una suspensión definitiva contra la clausura del campo de golf de Tangolunda, en Huatulco, Oaxaca, tomado el 14 de marzo pasado por la Guardia Nacional.
«Amanecimos con la noticia de la suspensión definitiva en contra de la clausura del campo de Huatulco», publicó en su cuenta de X.
En su lista de acuerdos de ayer, Miriam Fabiola Núñez Castillo, Jueza Séptimo de Distrito de Oaxaca, notificó su resolución en el sentido de conceder la suspensión definitiva contra unos actos y negarla contra otros, en el amparo que promovió la empresa que administra el campo de golf.
Sin embargo, la juzgadora no publicó la versión pública de su fallo, por lo que oficialmente se desconocen los alcances concretos de esa suspensión.
Cuando el pasado 13 de marzo resolvió la suspensión provisional, Núñez Castillo negó frenar el retiro de los sellos de clausura que fueron impuestos al campo, en las inspecciones que realizó la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) el 29 de febrero y 4 de marzo pasados.
En ese mismo resolutivo, concedió la suspensión provisional sólo para que las autoridades, como la Profepa, realicen acciones que garanticen la supervivencia de la flora y la fauna que habitan en el inmueble o permitan hacerlas al concesionario.
También otorgó la suspensión provisional para que las autoridades continúen el procedimiento administrativo contra la empresa de Salinas Pliego. Es decir, esa determinación no fue favorable para la administradora del campo de golf.
A principios de año, el Gobierno federal dijo que la concesión del campo de golf tuvo una vigencia de 10 años, a partir de agosto de 2012, y que ahora una prórroga ya no era factible, ya que traspasarían a la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas 16 mil hectáreas de la zona, que antes administraba el Fonatur, para asegurar su conservación.