El gobernador Martín Orozco Sandoval entregó apoyos a productores del campo, con una inversión de 6.6 millones de pesos; además, inauguró obras de infraestructura hidráulica y puso en marcha otras acciones de este tipo para dotar de servicios básicos a comunidades rurales de los municipios de El Llano, Asientos y Tepezalá.

Destacó que el campo y el agua son dos temas que van ligados, “y por eso en este sexenio estamos haciendo las inversiones necesarias tanto para impulsar la reconversión productiva y la tecnificación del campo, como para hacer obras de infraestructura que nos permitan utilizar racionalmente el vital líquido”.

Ponderó la importancia de acercar agua potable suficiente y de calidad a las comunidades rurales más pequeñas y alejadas, para lo cual, se mantiene una comunicación permanente con las autoridades municipales para atender de inmediato las necesidades planteadas por la propia población, con obras útiles y que verdaderamente respondan a sus requerimientos.

En gira de trabajo, el mandatario arribó inicialmente al Instituto Tecnológico El Llano, en donde con base en los resultados de una evaluación a cargo de un Grupo Colegiado y en cumplimiento a uno de sus compromisos de campaña, entregó apoyos del Programa de Impulso a los Comités Sistemas Producto, por un monto total de 2 millones 547 mil pesos.

Dicho comité, integrado por el Consejo Estatal Agropecuario, instituciones de educación superior, colegios de profesionistas y la Secretaría de Desarrollo Rural y Agroempresarial, determinó brindar el apoyo a los Sistemas Producto Lechuga, Guayaba, Durazno, Frutillas, Ajo, Chile y Miel, por ser estratégicos para el estado.

Asimismo, destinar recursos para la reestructuración y conformación de los Sistemas Producto Nopal, Jitomate, Espárrago, Frijol y Maíz.

Posteriormente, Orozco Sandoval se trasladó a la comunidad La Unión, donde con recursos por más de 1.8 millones de pesos, puso en marcha una ampliación de la red de agua potable, una nueva línea de conducción y alimentación del líquido, además de un tanque elevado.

Posteriormente, entregó obras de rehabilitación que se realizaron con medio millón de pesos en la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales de la comunidad de Villa Juárez, en el municipio de Asientos, con lo que se duplicó su volumen de saneamiento, al pasar de 10 a 20 litros por segundo, en beneficio de 9 mil 200 habitantes.

Finalmente, puso en marcha las obras para instalar un tanque elevado, ampliar la red de distribución de agua potable e interconectar una nueva línea de conducción en la comunidad El Tepozán, en el municipio de Tepezalá, todo ello con una inversión superior a 1.7 millones de pesos.