Rolando Herrera
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-En una reunión con la comunidad libanesa, el Canciller Marcelo Ebrard aseguró que está preparado para ser Presidente de la República y aprovechar las circunstancias internacionales que derivadas del reordenamiento geopolítico favorecerán a México en los próximos años.

El funcionario dijo que, pese a que podría ser sancionado por el Instituto Nacional Electoral (INE), se arriesgaría a contar una anécdota con su hija de nueve años, quien recientemente le cuestionó por qué quería ser presidente.

«Entonces dije ‘Qué buena pregunta, ¿no?’, para una chiquita que a lo mejor ya lo están discutiendo en su escuela. Entonces le dije en síntesis esto:

«Porque esa oportunidad que ahora veo venir podemos traducirla en una realidad, o sea, no fallar en ese momento, porque esas oportunidades no las vas a volver a tener y necesitas hacer muchísimas cosas para eso, y si no estuviera yo preparado y no pensara íntimamente que lo puedo hacer, pues no estaría yo en esto, no estaría, ¿para qué? No tendría sentido», señaló.

Ebrard aseguró que la guerra entre Rusia y Ucrania ha derivado un ajuste en la localización de las cadenas de suministro y esto abre oportunidades para México en los temas de nuevas tecnologías, como la producción de semiconductores y baterías eléctricas.

«El panorama internacional, que es lo que les quiero transmitir, es favorable a México como no lo había sido hace muchos años, ¿por qué? Porque firmamos un Tratado de Comercio en 93, sí creció la industria muchísimo, muchas empresas vinieron a México, pero la fábrica del mundo se fue a China y hoy tenemos la posibilidad de tener una segunda alternativa en ese sentido.

«Una inversión importante en nuestro País en los próximos 10 años, pero no por petróleo, eh, como nos dijeron de que si hacíamos la reforma a la Constitución, iba a crecer México, iba no, no es el petróleo, no son los recursos naturales, no; es la inversión, el trabajo, la innovación, nuestra ubicación geográfica y la cercanía que tenemos con Estados Unidos y Canadá, pero también con la Unión Europea, y también con otros países, pero sobre todo, con Norteamérica», señaló.

Además, dijo, existe un reto muy importante, que es mejorar la seguridad pública y para ello se necesita invertir en la Guardia Nacional.

«Piensen ustedes el tema de seguridad, por ejemplo, ahora tenemos una Guardia Nacional, sí, pero hay que meterle tecnología, hay que ampliar nuestra capacidad forense, hay que reducir el tráfico de armas, todo eso es complejo, lo podemos hacer sí o sí», indicó.

El ex Jefe de Gobierno capitalino se mostró optimista respecto de la capacidad del País para hacer crecer la economía y ensanchar la clase media en los próximos años.

«Tenemos solo una clase media de 24 por ciento, somos 130 millones pero la clase media es muy pequeña todavía, y era de 15, eh, cuando yo salí de la escuela, ahora es de 24 y si nos apresuramos un poco, pues vamos a llegar a 35 o a 40, o sea, a nuestro país le va a ir bien», señaló.