José de Jesús López de Lara

Unos hermanos fueron asesinados a balazos durante un intento de asalto a una tienda de abarrotes ubicada frente al templo del poblado La Rinconada, municipio de Calvillo.
Las víctimas fueron identificadas como Carlos Gabriel, de 24 años, y Misael, de 30 años, ambos con domicilio en avenida Presa de los Serna, lugar donde ocurrieron los trágicos hechos.
De acuerdo con las investigaciones que lleva a cabo la FGE y con base en la declaración de familiares de los dos jóvenes fallecidos, a las 04:50 horas del domingo, estaban todos descansando en sus respectivas habitaciones.
En determinado momento, comenzaron a escuchar ruidos que provenían de una tienda de abarrotes propiedad de la familia con razón social Abarrotes “Santo Toribio”, que se localiza en el mismo domicilio.
Debido a ello, Misael decidió asomarse y sorprendió a dos sujetos desconocidos consumando un robo, por lo que intentó detenerlos, pero uno de ellos lo atacó con una pistola y lo hirió mortalmente.
En ese momento, Carlos Gabriel trató de ayudar a su hermano, pero también fue herido a balazos.
Los dos sospechosos escaparon en una camioneta Ford Lobo pick up, color tinto, mientras que familiares de las víctimas reportaron lo ocurrido a los servicios de emergencia.
Al lugar de los hechos arribaron policías preventivos de Calvillo y policías estatales, además de la ambulancia ECO-335 del ISSEA, cuyos paramédicos confirmaron la muerte de los dos hermanos.
Aunque se implementó un operativo para buscar a los asesinos, en el que participaron además militares y elementos de la Guardia Nacional, así como agentes de la FGE, no pudieron ubicarlos por ninguna parte.
Posteriormente, a través de las cámaras del C5 SITEC, se pudo observar que los sospechosos escaparon por la carretera estatal No. 7 que conduce al poblado Presa de los Serna y después tomaron una terracería hacia el municipio de Jalpa, Zacatecas.
A fin de realizar las investigaciones correspondientes por el doble crimen, acudieron al lugar de los hechos agentes del Grupo Homicidios de la PDI, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales.