Ya fue detenido por agentes del Grupo de Mandamientos Judiciales de la PDI, en cumplimiento a una orden de aprehensión, uno de los involucrados en el asalto que sufrió un grupo de jóvenes universitarios, mientras se encontraban en una fiesta que se celebraba en el municipio de Jesús María.
El sospechoso fue identificado como Carlos, a quien un juez de Control y Juicio Oral Penal del Quinto Partido Judicial con sede en el municipio de Jesús María, le dictó auto de vinculación a proceso, además de que le impuso la prisión preventiva y dio un plazo de tres meses para el cierre de la investigación complementaria.
De acuerdo con la carpeta de investigación que fue integrada por el agente del Ministerio Público de la Unidad de Investigaciones Foráneas de la FGE, los hechos ocurrieron el sábado 13 de mayo del 2022, aproximadamente a las 16:30 horas, en el interior de una quinta con razón social “Santa Lupita”, que se ubica en el poblado de El Aurero, municipio de Jesús María.
En ese lugar, un grupo de 20 jóvenes estudiantes universitarios celebraban una fiesta, cuando repentinamente ingresaron tres sujetos que los amagaron con pistolas y una navaja, para después despojarlos de sus teléfonos celulares, carteras con dinero en efectivo y tarjetas bancarias, así como otras pertenencias.
Sin embargo, a dos jóvenes les quitaron las llaves de sus vehículos y se dieron a la fuga a bordo de los mismos, siendo un VW Jetta, modelo 2016, color blanco y un Nissan Versa, modelo 2017, color blanco, ambos con placas de Aguascalientes.
Minutos después, ambas unidades automotrices fueron detectadas cuando circulaban por la carretera federal No. 45 Sur en dirección de sur a norte, por lo que se implementó un operativo en el que participaron policías preventivos de Aguascalientes, policías estatales y agentes de la FGE, además del helicóptero Águila Uno de la Policía Estatal.
Durante la persecución policiaca, los sospechosos atacaron a balazos a policías preventivos, quienes repelieron la agresión, sin que se registraran lesionados.
Minutos después, el vehículo VW Jetta fue localizado abandonado en una terracería que se ubica en el poblado del Ejido Montoro, aunque los delincuentes lograron escapar en el coche Nissan Versa.