Gerardo Olvera, Adán Tamariz y Antonio Nieto
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Entre gritos y llanto, decenas de personas intentaron escapar por una zona del Centro Comercial Santa Fe, luego de que dos delincuentes asaltaron ayer con mazos y un arma de fuego una joyería.
El paseo familiar y las compras dominicales se volvieron por minutos una experiencia de miedo y desesperación para los clientes.
Alrededor de las 14:15 horas, dos camionetas, una Suburban y una Odyssey arribaron procedentes de la Carretera México-Toluca al estacionamiento de la plaza comercial, según reportes de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina (SSP).
De los vehículos salieron dos hombres, de aproximadamente 30 a 35 años de edad. Después subieron hacia el segundo nivel, donde se encuentra la joyería La Pequeña Suiza y se hicieron pasar como clientes.
Luego ingresaron al establecimiento y uno se dirigió hacia donde se encontraba el gerente del local, mientras el otro observaba los relojes Rolex, informó un policía.
Después, uno de los sospechosos sacó un arma de fuego y le apuntó al encargado, mientras el cómplice rompía los cristales de un exhibidor con un mazo que llevaba en una mochila.
El robo duró unos minutos, los cuales bastaron para que varios relojes y otros objetos fueran sustraídos.
De acuerdo con testigos, para escapar los delincuentes hicieron unas siete detonaciones, las cuales dieron en un cristal frente al establecimiento, una mampara y un local desocupado.
«(…) Los balazos salieron de la joyería. Yo vi salir corriendo a una persona hacia el piso de arriba», dijo un vendedor.
Luego de los disparos de arma de fuego no se reportaron lesionados.
«Fue horrible, porque se empezó a escuchar cuando disparaban y todos se pusieron a gritar y a correr; había niños, persona de la tercera edad y ellos disparando», dijo Miguel, empleado de un local.
Los ladrones abandonaron en el local un mazo, en un pasillo aledaño una gorra y una sudadera; posteriormente salieron del estacionamiento abordo de las camionetas.
Cuando agentes de la SSP capitalina arribaron a la plaza, las actividades en el centro comercial regresaron a la normalidad.
Minutos después del robo, una camioneta Honda Odyssey que utilizó uno de los ladrones fue hallada en la Colonia San Miguel Chapultepec, en la Delegación Miguel Hidalgo.
Al respecto, la Procuraduría General de Justicia capitalina (PGJ) confirmó ayer que el botín consistió en relojes Rolex, cuyo valor de cada uno asciende aproximadamente a 120 mil pesos.
Peritos de la PGJ capitalina rescataron una huella dactilar en el sitio, lo cual podría ayudar a identificar a uno de los sospechosos, los cuales pertenecen a una banda que imita el modo de operar de la banda de «Los Mazos».
El 28 de diciembre del 2013 delincuentes consumaron un asalto a La Pequeña Suiza en el Centro Santa Fe, y el 21 de marzo del 2014 policías frustraron un atraco al mismo local, según informes de las autoridades capitalinas.