Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El equipo jalisciense de ciclismo Petroli reportó haber sido víctima de un intento de secuestro que terminó con el robo de nueve bicicletas cada una con un costo de cien mil pesos.
Los hechos ocurrieron la mañana del martes pasado en la carretera Acatzingo-El Seco en territorio poblano, cercana al Pico de Orizaba.
Los pedalistas y sus acompañantes fueron encañonados con armas largas «en la misma zona donde ya antes habían asaltado a una camioneta llena de bicicletas de triatlón».
El equipo se preparaba para las vueltas a Colombia y a Guatemala.